Alexandra Elbakyan

Alexandra Elbakyan: la reina pirata de la ciencia

Si nunca habías oído hablar de Alexandra Elbakyan y Sci-Hub, te contamos todo sobre esta alucinante desarrolladora que te inspirará con su proyecto.

Sci-Hub es un proyecto muy genial y avanzado. Entonces mucha gente piensa: ¿Cómo puede una mujer armenia que viene de Kazajistán crear esto sola? Tiene que haber un equipo de desarrolladores detrás, etcétera. Aún tenemos muchos prejuicios contra las mujeres, sobre todo las jóvenes — todavía mucha gente piensa que las mujeres no pueden hacer programación o un trabajo serio en TI— prejuicios contra la raza y los países. Basta con pensar en la película Borat sobre Kazajistán. Después de ver esta película, ¿Quién puede creer que algo grande como Sci-Hub — y mucha gente lo considera grande— pueda salir de Kazajistán? Y así sucesivamente.

Alexandra Elbakyan, en entrevista con Carolina Monti.

¿Quién es Alexandra Elbakyan?

Si nunca habías oído hablar de Alexandra Elbakyan, vamos a contarte quién es, qué hace y por qué se convirtió en un personaje que derribó una de las barreras fundamentales para la democratización de la ciencia.

La desarrolladora más influyente de la actualidad tiene un recorrido amplio. Primero, se graduó en Ciencias de la Computación en la Universidad Técnica Nacional Kazaja en Almaty, Kazajistán. Con esta titulación, se especializó en el área de Seguridad Informática.

Durante el último año de su carrera, trabajó en un sistema de seguridad que permitiría reconocer a las personas identificando los patrones de sus ondas cerebrales.

Tras graduarse, trabajó en el Grupo De Interacción de Media Humana en la Universidad de Twente. Su labor se orientó al juego «Bacteria Hunt», controlado mentalmente.

Más tarde, se incorporó al Laboratorio de Actividad Nerviosa Superior Humana, dedicado al estudio neuronal de la consciencia.

Actualmente, se encuentra trabajando en «The Brain Machine Interfacing Initiative» en la Albert-Ludwigs-Universität de Friburgo.

No obstante, Alexandra Elbakyan se volvió famosa por el más célebre y ambicioso de sus proyectos: Sci-Hub.

Alexandra Elbakyan

¿Qué es Sci-Hub y cómo usarlo?

El 5 de septiembre de 2011, Alexandra Elbakyan creó Sci-Hub. Se trata de un sitio web que otorga acceso inmediato y gratuito a una enorme cantidad de artículos científicos.

Lo interesante de esta plataforma se basa en que puedes acceder gratuitamente a contenido por el que tendrías que pagar. Se tratan de aquellos artículos publicados por las principales editoriales y distribuidoras académicas digitales. Por lo tanto, la mayoría de estos artículos son sólo accesibles, en las páginas correspondientes, mediante el pago de unas tarifas que suelen rondar los 20-30€ por artículo.

Con respecto a su uso, la plataforma es realmente sencilla e intuitiva. Cuando accedes al sitio web, te encontrarás con una barra de búsqueda. Ahí podrás colocar el título, autor, URL o DOI del artículo al que no puedes acceder. ¡Y listo! Seguidamente, se abrirá una nueva ventana donde puedes leer y descargar el artículo completo y gratuitamente. Al margen, una imagen de Alexandra Elbakyan te saluda y recuerda quién lo hizo posible.

En un artículo de su fundadora y de John Bohannon (2021), se estima que el volumen de artículos albergados en el sitio supera los 50 millones. Estamos hablando de una cantidad ingente de material al que, a través del desarrollo de Sci-Hub, podemos tener acceso rápidamente.

A pesar de que los movimientos mundiales Open Acess y los defensores de una ciencia abierta cada vez más inclusiva apoyan la revolución desatada por Alexandra Elbakyan, el proyecto ha tenido también sus detractores. Y como se entenderá, estos han intentado detenerlo a toda costa.

Polémica con Elsevier por las implicancias de Sci-Hub

El 3 de junio de 2015, Elsevier presentó una demanda ante un tribunal en Nueva York contra Alexandra Elbakyan. Por su parte, Elsevier se trata de la mayor editorial de libros de medicina y literatura científica del mundo. Por lo que el software de la desarrolladora kazaja se presenta como el obstáculo clave para los intereses de la empresa.

Así, la demanda se basó en la acusación por infracción de derechos de copyright y por violación de la «Computer Fraud and Abuse Act«.​ Este panorama plantea debates espinosos sobre la brecha de acceso a la difusión de la ciencia y cuestiones legales que benefician a las grandes empresas editoriales. Sin embargo, lo llamativo es que la queja no viniera de parte de los científicos que crearon esos artículos (y recordemos que la cifra no es pequeña). Lo que implica una polémica que excede los aspectos más superficiales del uso de la plataforma para transformarse en una disputa más general sobre el sistema científico en términos internacionales.

Al momento de la demanda, Elbakyan fue la única persona física nombrada. Asimismo, también fue dirigida contra Sci-Hub y contra Library Genesis. En noviembre de 2015, el juez Robert W. Sweet, del distrito de Nueva York, emitió una orden provisional de cierre contra Sci-Hub. Esto supuso la inhabilitación del dominio, tornándolo inaccesible para su amplio público.

Sin embargo, se trató de un intento fallido: el sitio volvió a ponerse en marcha ese mismo mes tras cambiar el dominio de Sci-Hub a «.tw».

Entre el reconocimiento y la difamación

Un dato de color es que el tráfico real del sitio es desconocido. Mientras Elsevier alega que el número de visitas oscila en torno a las 30.000 diarias, la propia Alexandra Elbakyan señala que el número de visitas está entre los «cientos de miles» cada día.

En diciembre de 2016, la revista Nature celebró a Elbakyan como una de las diez personas más destacadas del año. El reconocimiento se debe al impacto y los efectos que ha tenido Sci-Hub en el mundo de la ciencia.

No obstante, la polémica no cesó. Seis meses más tarde (junio de 2017), Elbakyan perdió el juicio contra Elsevier y fue condenada a pagar una multa de 15 millones de dólares en compensación a la infracción de derechos de autor. Sin embargo, al estar fuera de la jurisdicción de Estados Unidos (nación donde se hizo el juicio), Elbakyan no ha sido perseguida en Rusia (lugar de residencia) para pagar esta multa.

Alexandra Elbakyan responde a The Verge

En un artículo publicado en The Verge, se le adjudica el concepto de Sci-Hub a una influencia directa del sociólogo de la ciencia Robert Merton. Elbakyan aseguró posteriormente que no lo había tomado de él, más allá de las similitudes con los ideales científicos mertonianos.

En las correcciones a las tergiversaciones del extenso artículo de The Verge, Alexandra Elbakyan en su propio blog aclaró diversas cuestiones. Entre ellas, afirmó que el concepto había sido tomado de la cultura científica de los antiguos países de la URSS. Se refiere al eslogan de un famoso cartel propagandístico que reza: «La Ciencia y el Comunismo son inseparables».

Además, agregó que, desde su vida como estudiante, cuando se topó con los muros de pago, ya buscaba alternativas para descargar contenido gratuito de Internet. Por lo que su interés se remonta, al menos, a 2009.

Disputa a la que la comunidad científica mundial responde de diferentes maneras, según los intereses y posiciones que se defiendan.

En cualquier caso, Alexandra Elbakyan es hoy en día la heroína de millones estudiantes en todo el mundo. Y está claro que su software pirata ha entrado en la historia y que colocó sobre el tapete global una discusión que no cesará pronto.

Asesoría para tus trabajos académicos

¿Te resultó inspiradora la historia de la creadora de Sci-Hub? ¿Te sientes recargado de energía para terminar tu carrera universitaria? ¡Eso pensamos! Así que, si necesitas un acompañamiento personalizado para que tu trabajo académico sea inolvidable, no dudes en escribirnos.

En TuTFG te brindamos los recursos para que alcances tus objetivos universitarios. Por eso, trabajamos con un equipo multidisciplinario de profesionales en todos los campos del saber. Además, nos especializamos en investigación, traducción y redacción académica. En este sentido, nos adaptamos a las normas de citación requeridas por tu universidad o institución. 

También ofrecemos servicio de detección de plagio con Turnitin. Este programa es el antiplagio favorito de la comunidad universitaria, usado en más de 140 países y por más de 30 millones de estudiantes a nivel internacional. Con cada revisión, elaboramos un informe sobre la confiabilidad de tus fuentes para que proyecto o trabajo final sea único. ¡Y no se parezca a ningún otro!

¿Quieres más información?

Pide tu presupuesto gratuito

Para obtener más información o un presupuesto sin costo y a la medida de tus expectativas, escríbenos a WhatsApp. Luego, un asesor académico se pondrá en contacto contigo para continuar con el proceso.

Abrir chat
Hola 👋 ¿Con qué tipo de proyecto te podemos ayudar?