Detector de plagio

Detector de plagio: ¿Por qué es útil?

En este artículo te contaremos por qué es útil y necesario contar con un detector de plagio. No obstante, antes de descubrir sus ventajas, te contamos qué significa plagiar y cuáles son las consecuencias que conlleva hacerlo. 

¿Cuál es la definición de plagio? 

La Real Academia Española explica que plagiar es “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”. Es decir, se comete plagio cuando una persona reproduce como suya una obra de manera total o parcial, sin aviso ni aprobación del autor. 

Esto sucede, por ejemplo, con obras artísticas y literarias, trabajos científicos, investigaciones, etc. Al realizar esta acción, la persona está infringiendo las leyes de Propiedad Intelectual y de Derecho de autor, lo que es delito y tiene la penalización correspondiente. 

¿Cuáles son las normativas vigentes en España? 

A continuación, te contamos cuáles son las principales normativas en España que puedes infringir si cometes plagio y se emplea un detector para descubrirlo.

Ley de Propiedad Intelectual

La Propiedad Intelectual (PI), según La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), está vinculada con “las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas; así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio”. Su protección se materializa en la ley que establece que la creación de cualquier obra es propiedad del autor, quien posee los derechos de la misma. 

Ley Orgánica 2/1984 

Esta ley explica que todas las personas tienen el derecho de rectificar cualquier información que se haya difundido en su nombre y que pueda causarle daños. 

El Código Penal 

Establece que el plagio constituye, efectivamente, un delito. En este sentido, solo el autor original podrá ejercer acciones legales contra quien la copió. Si esto no ocurre, se tomará como dueño del texto a la persona que ha plagiado la obra. En el caso de que esta acción se realice con fines lucrativos y que afecte a terceros, se considerará un delito denunciable por cualquiera que tenga conocimiento del caso. 

Es importante que todos los estudiantes conozcan qué es y cómo se evita el plagio puesto que constituye un delito grave. Puede implicar no solo la suspensión de exámenes y trabajos, sino la expulsión del alumno de la institución educativa. 

Tipos de plagio

Se puede cometer plagio de manera voluntaria e involuntaria. En el primer caso, la persona que plagia es totalmente consciente de lo que está haciendo. Roba ideas y escribe textualmente palabras de otros haciéndolas pasar como propias sin dar crédito al autor. Esta acción es ilegal porque infringe la Ley de Propiedad Intelectual. Asimismo, es considerado un acto inmoral que rechaza toda ética profesional. 

El segundo caso, el plagio involuntario, tiene lugar cuando por desconocimiento o ignorancia no se le da el crédito correspondiente al autor que se menciona en un texto. Por ello es importante conocer las reglas de citación que exige cada universidad (APA, Vancouver, ISO, etc.). 

Existen diferentes modos de citar: citas directas y citas indirectas o paráfrasis. Es cierto que puede ocurrir sin una verdadera intención; cuando se investiga un tema y se leen tantos textos, quizás suceda que, sin quererlo, se reproduzcan ideas de otros. Sin embargo, se debe estar muy atento y consultarlo, puesto que plagiar involuntariamente tiene la misma penalización que cuando se hace a consciencia

Es necesario aclarar que estas normas y leyes se aplican también en Internet. En este sentido, todas las reglas de citación de cualquier entidad incluyen un apartado específico con instrucciones para citar documentos digitales. 

Cómo evitar el plagio 

plagio detector

Como hemos explicado, una de las formas más sencillas de evitar el plagio es tener conocimiento e interiorizar las normas de citación. Además, también le permiten al lector conocer las fuentes a las que acudió el autor del texto, de modo que es una manera de comprobar la fiabilidad de las mismas. Cabe destacar que es esencial para elaborar correctamente las referencias bibliográficas. En definitiva, son muy útiles para cualquier investigador. 

Detectores de plagios 

El modo más fiable para evitar el plagio es usar un detector. Existen muchos tipos de programas útiles para este fin que analizan el contenido del documento con diferentes bases de datos para detectar similitudes totales o parciales. El resultado que ofrecen estas herramientas se expresa en porcentaje.

Para que sepas cuáles son las más empleadas, te dejamos algunas de las ellas con sus correspondientes características: 

Viper 

Es un detector de plagio online accesible desde cualquier navegador. No es una aplicación de software descargable. Su última versión de Windows ofrece un mejor escaneo y precisión de los textos. Existen funciones gratuitas y otras de pago. Puedes acceder a él clicando aquí

Paper Rater

Es un comprobador de plagio con un funcionamiento muy sencillo. Se pega el texto que se quiere evaluar y la herramienta analiza y compara el contenido con otras páginas web. Ofrece, además, sugerencias gramaticales y ortográficas. Existe un servicio gratuito y otro pago. Puedes acceder a él clicando aquí

Turnitin

Detector de plagio

Este programa detector es el más completo que existe hoy en día. Es utilizado por la mayoría de las universidades y de las empresas que buscan un comprobador exhaustivo y confiable. Cuenta con una extensa base de datos compuesta por bibliotecas y archivos digitales de todas las áreas de estudio. Además, te garantiza la confidencialidad y protección de tu información. Puedes acceder a su página web oficial clicando aquí para descubrir sus diferentes servicios. 

Existen muchos otros programas destinados a detectar el plagio. Para que nuestros clientes puedan confiar en nuestro equipo, en TUTFG contamos con Turnitin, puesto que es, definitivamente, el detector más completo y seguro. Ofrecemos un informe con esta herramienta de forma gratuita para quienes hayan contratado con nosotros algún servicio de redacción académica. 

Contamos con años de experiencia en el sector educativo en la redacción de trabajos, por lo que conocemos y comprendemos la preocupación de los estudiantes por evitar el plagio. Nos interesa la calidad de tu trabajo académico.

¿Necesitas un detector de plagio para tu proyecto? 

Si necesitas un detector de plagio para definir qué porcentaje de contenido de tu trabajo es copiado, contamos con la herramienta perfecta para ti: nuestro informe de originalidad

Empleamos una tecnología similar a la empleada por Turnitin para comprobar la originalidad de tu trabajo. Tras analizarlo, te enviamos cuál es exactamente el porcentaje de plagio que presenta tu proyecto y te ofrecemos varios consejos que te permitirán reducirlo. 

comprobador de plagio

¿Qué es un comprobador de plagio y cómo lo usan las universidades?

Cada vez es más habitual el uso de un comprobador de plagio en las instituciones académicas, especialmente en las universidades. Un programa cuyo objetivo es detectar si existe o no plagio, tanto total como parcial, en un trabajo.

¿Y cómo funciona? Aplica distintos algoritmos que comparan cada frase o párrafo con miles de bases de datos. Y lo cierto es que, actualmente, el plagio supone un problema con respeto al entorno formativo y educativo, especialmente al llevarse a cabo la elaboración de trabajos propios, tesis doctorales, estudios de investigación concretos…

¿Cuándo se considera que hay plagio?

Generalmente, si tiene un porcentaje elevado de coincidencia con otro tipo de texto u obra, ya sea tanto de forma literal como paráfrasis o refritos. Lo que supone, sin duda, un problema a nivel académico, pero también un problema legal, debido a la “Ley de Propiedad Intelectual” y derechos de autor que viene recogida dentro del Código Penal. Es por ello que es más común el uso de un comprobador de plagio en las universidades.

¿Cómo funciona un comprobador de plagio?

Si bien es cierto que el plagio puede darse en cualquier nivel educativo, es en las universidades donde las cifras se disparan. Con la llegada de los TFG y TFM, muchas se han visto obligadas a usar programas de detección de plagio para comprobar posibles similitudes en todos los trabajos académicos. ¿El objetivo? Evitar el fraude académico y velar por la calidad de la investigación.

Primero, deben comprar una licencia del software. Instalarlos de manera local en los equipos informáticos y alojarlos dentro de campus virtual para el uso de docentes e investigadores.

Segundo, subir el documento para escanear los textos y compararlo con millones de fuentes digitales. Cada uno de los comprobadores de plagio tienen un código y distintos algoritmos de ejecución.

Tercero, leer el informe final. Después de escanear el documento, se suele emitir un informe de plagio. Cada responsable debe revisarlo cuidadosamente para saber si el alumno o la alumna está plagiando, si no ha citado correctamente, si el copia y pega está justificado porque son leyes, etc.

¿Quieres tu informe de detección de plagio? 

turnitin

Como puedes ver se trata de un proceso muy sencillo y rápido. No obstante, los alumnos no suelen tener acceso a los comprobadores de plagio de su universidad. Y cada institución y docente debe determinar claramente las causas de dicho plagio, ya que en la mayoría de ocasiones hace referencia a fragmentos o elementos en el texto que no han sido correctamente citados.

Una vez se han analizado los documentos, se presenta un porcentaje de plagio y se indican las partes plagiadas con los enlaces relacionados la fuente original, así como el grado de importancia (si es literal o si es una expresión con sus propias palabras o si existe un error al citar).

¿Qué deberían hacer las universidades y docentes?

Hay que entender que lo mejor compartir la información. Ayudar al estudiante haciendo que se preste más atención a determinadas partes de la redacción para que pueda enmendar más fácilmente sus errores. Y que es muy importante respetar la propiedad intelectual de otros trabajos, documentos, bases de datos, artículos… 

Comprobador de plagio: ¿Cuáles son los más usados?

Existen distintos programas de comprobación de plagio y cada uno de ellos cuenta con unas particularidades distintas, pero podemos destacar algunos muy importantes como Turnitin, CopyLeaks y Urkund. A continuación, te explicamos cómo trabajan cada uno de ellos.

Turnitin

¡El más popular! Probablemente tu universidad use Turnitin como comprobador de plagio de tu TFG, TFM, exámenes, artículos para la tesis, etc. Su funcionamiento se basa principalmente en la realización de una búsqueda exhaustiva en millones de documentos disponibles en base de datos, para  posteriormente realizar un mapa de comparación de contenidos.

Su enfoque está centrado en verificar realmente la originalidad de la producción académica. Su sistema análisis por pares refuerza el eslogan de “educación con integridad”.

Los resultados de Turnitin muestran si estás redactando correctamente tu trabajo, especialmente en cuanto a citas o referencias bibliográficas dentro del mismo. La variable en vez de % de plagio es el % de similitud. En TUTFG contamos con una licencia para verificar que todas las redacciones que hacemos cumplen el estándar académico. Nuestros clientes reciben un informe gratis en cada entrega o proyecto. 

A la hora de emplear dicho software es importante ser conscientes de que es un apoyo para comprobar la información. El Informe de Turnitin es un documento que nos sirve para identificar las similitudes del texto a través de una comparación. No hay plagio en el uso de expresiones comunes, notas, nombres de instituciones…

Turnitin es fundamental a la hora verificar los textos académicos.

Conoce tu % de plagio por solo 24,95€

turnitin

CopyLeaks

Este programa sigue más o menos los mismos pasos que Turnitin. Básicamente el software funciona con distintos contenidos que están disponibles a su alcance y detecta el plagio de un modo sencillo y rápido. ¿Cómo? Generando un documento final con todas las indicaciones necesarias sobre plagio detectado.

Emplea una tecnología basada en inteligencia artificial (IA) que genera un resultado bastante preciso y en un tiempo real. Lo único que se debe hacer es subir el texto a la plataforma y después el programa lo comprobará en su base de datos. También puedes ingresar la URL de tu documento en la nube.

Urkund

El enfoque de este programa es el de servir como herramienta efectiva para comprobar el plagio en los trabajos académicos.Tiene un funcionamiento similar a los antes mencionados. 

Al igual que Turnitin tiene a su disposición una amplia base de datos de trabajos académicos, artículos… Y básicamente lo que realiza es un análisis y comparación para aportar un informe específico.

El envío de trabajos puede hacerse a través de la plataforma que exista en el centro académico o institución con la licencia. 

¿Te ayudamos a verificar el plagio de tu proyecto?