cómo controlar los nervios en la defensa oral del TFG

¿Te encuentras nervioso por la defensa oral de tu TFG? 

Estas nervioso por la defensa oral de tu Trabajo Final de Grado (TFG), Máster (TFM) o tesis doctoral (TD) es absolutamente normal. Todos los estudiantes pasan por eso, es una etapa natural de la vida, si no te pones nervioso es porque no te importa. Aunque tampoco es sano que llegues al punto de enfermarte a causa del estrés y la ansiedad causadas por tus miedos e inseguridades. 

Para tu suerte, en este post te daremos tips y consejos sobre cómo controlar los nervios para que puedes aprovechar durante esta etapa de tu vida universitaria. 

Los nervios antes de los exámenes 

Todo va bien con tu vida, te preparas para rendir de manera oral o de la modalidad que te pidan tu Trabajo Final de Grado (TFG), cuando de repente, no te sientes nada bien. Los nervios son una sensación absolutamente normal y humana, y nadie ha muerto por ello. Le pasa a los mejores y pueden afectarte a tal punto de condicionar una defensa oral ya que el subconsciente puede traicionarte. 

Te podrás cada vez más nervioso ya que el corazón se te sale del pecho, seguro las manos se te humedecen y hasta puedes tener escalofríos. Los pensamientos negativos tampoco faltarán, eso tenlo por seguro. Lo bueno es que te enseñaremos cómo y de qué manera podrás controlar esas horribles sensaciones, de modo que no te afecten a la hora de la verdad y salgas bien parado. El estado de ánimo que tengas puede ayudarte a superar este tipo de situaciones.  

Tips para que sepas cómo controlar los nervios

cómo controlar los nervios para la defensa oral del TFG

A continuación, vamos a darte una serie de técnicas que te serán de gran ayuda para que puedas poner bajo control ese revoltijo de sensaciones que tendrás dentro de tu cuerpo y que te abruma a más no poder. 

Existen muchos métodos, tanto científicos como paracientíficos, como lo es el Yoga, para calmar tu estrés y ansiedad. Si logras aprenderlos y aplicarlos, verás que nada es imposible y que esos nervios eran un simple juego. 

Confianza como remedio para controlar los nervios

La confianza en ti mismo es fundamental, podría decirse que el eje central de la ecuación, La positividad también, debes estar conforme con tu conocimiento e ir abierto a las expectativas que surjan. El intercambio con tus compañeros puede ponerte más nervioso, si puedes alejarte de este tipo de situaciones notarás que es mucho mejor de lo que crees. 

Puedes escuchar música o hablar de cualquier otra cosa que no tenga que ver con la evaluación o defensa del proyecto, darle más vueltas al asunto sólo empeorará las cosas. 

Construir una rutina de trabajo 

Es necesario que consigas tener un ritmo determinado de tareas diarias, una rutina. Tener otras actividades a parte de las académicas, como un deporte o ir al gimnasio, te va a ayudar a tener la cabeza despejada y a descargar energía y adrenalina. Además, eso te dará un ordenamiento en tus tareas, siendo más eficiente a la hora de realizar alguna actividad. 

Ejercicios de relajación 

Esto no te va a servir únicamente para el estudio, sino que para la vida en todos sus órdenes. Te permitirá alcanzar un estado de sosiego y relax. A medida que estudias, o tienes que realizar un examen o defensa oral, puedes realizar movimientos de respiración como los de Yoga para calmarte, como la respiración profunda. 

Que tu compañía de estudio tenga buena energía

Necesitas estar rodeado de compañeros positivos y con buena vibra, esto también aplica en la vida además de los estudios. Además, es bueno que sean personas disciplinadas y sistemáticas, de ese modo te transmitirán seguridad con respecto al estudio y eso puede quitarte las dudas y los nervios que tengas. 

Trata de mantener todo controlado con suficiente antelación

Esto significa que debes tener todo en orden antes de partir al examen o defensa oral de tu Trabajo Final de Grado (TFG). Esto es para que te quedes tranquilo y tengas esa sensación de tranquilidad. Organiza tus materiales y ten en mano lo que necesitas. Actuando de ese modo, vas a poder resolver todas las complicaciones que puedan aparecer en tu camino al día de la verdad.

Actitud positiva antes, durante y después del examen

Como comentamos antes, tu actitud positiva suma siempre. Si sientes que hiciste todo lo que estaba a tu alcance antes, durante y después del examen, entonces no hay nada que lamentarse. Debes tener toda tu fé puesta en ti y tus capacidades académicas. Si los resultados no son los esperados podrás recuperarlo.

Procura descansar muy bien antes del examen

El descanso es fundamental para que puedas estar al máximo de tus funcionalidades, y te podrá de buen humor. Si no descansas bien y andas estudiando a las apuradas, no sólo estarás más ansioso y nervioso, sino que también de mal humor. Las horas de sueño podrán ayudarte mejor e incluso tu cerebro agradecerá poder recargar energías para recordar mejor los conceptos. 

Es importante que, además de dormir, hagas actividades que te relajen. Se aconseja que es bueno que te tomes la tarde anterior, o el día directamente, al examen para que las ideas se instalen y puedas llegar despejado de problemas al día siguiente. 

Evita ingerir estimulantes o calmantes

Ni los estimulantes para aumentar tus capacidades ni los calmantes para relajar pueden ser totalmente efectivos, ambos pueden en igual medida mermar tus capacidades académicas en relación al proyecto. Puede pasarte que te la pases bebiendo cafeína o tomando medicamentos, y más si estas toda la noche despierto, eso puede generar un bajón en tus energías que puede afectar tu rendimiento. 

¿Cómo controlar los nervios? 

Todos los tips y consejos que te hemos dado te servirán hasta cierto punto, y es en la medida que decidas acatarlo o no. Algo que debes tener claro es que este examen que afrontes es una dificultad más que te pone la vida enfrente para que puedas continuar. 

El día de mañana serás un profesional que tenga sus propios problemas fuera de lo que es un proyecto académico. Por ejemplo: si estudias medicina, la vida de uno o más pacientes serán tu responsabilidad.

Deja de lado tus miedos, ya que no es una cuestión de vida o muerte, desaprobar es natural y a todo el mundo le pasa o, ¿A caso conoces a algún profesional que no haya reprobado un examen? La clave está en tu seguridad a la hora de rendir tu proyecto. Con el pasar del tiempo podrás conseguir tus objetivos. Debes ver a esta etapa de estudios como una preparación, que puede tardar más o menos, pero es eso: un entrenamiento. 

Enfrenta la vida y los estudios con creatividad y optimismo. Es importante que disfrutes, aproveches y valores todas las experiencias formativas de tu universidad. 

¿Necesitas ayuda para saber cómo controlar los nervios ante un examen? 

Comprendemos que a veces en el afán de querer controlar los nervios, justamente no terminas controlando nada. A veces lo importante es dejar de pensar cosas malas y dejar que todo fluya. Para tu suerte, en TU TFG contamos con un equipo íntegramente formado de profesionales que se especializan en todas las áreas de la redacción. ¡Podemos ayudarte con la realización de tu proyecto para que sientas más seguridad a la hora de entregar!

¡No te preocupes, podemos ayudarte con eso! 

Puedes pedir tu presupuesto totalmente gratis, sin duda alguna. Para eso, únicamente debes completar el formulario con los respectivos datos solicitados y listo, nosotros nos comunicaremos a la brevedad. Para que te quedes más tranquilo, todos nuestros proyectos son altamente confidenciales y garantizamos 100% de originalidad antiplagio.  

cómo empezar una redacción

¿Necesitas saber cómo empezar una redacción y no sabes por dónde? 

Es posible que te hayan encomendado algún proyecto o trabajo que comprometa tus habilidades de escritura. Eso puede generarte un profundo estrés e incertidumbre si no sabes cómo empezar una redacción. En este post te enseñaremos varios tips para que puedas afinar tu forma de escribir. 

¿Cómo redactar correctamente?

como empezar una redacción

Para comenzar correctamente a redactar un texto es importante que tengas algo en mente: saber que vas a contar y cómo lo vas a hacer. El resto puede variar e incluso puedes realizar correcciones conforme vas avanzando.

Otro aspecto importante es que tengas buena ortografía y que las oraciones que utilices tengan cohesión y coherencia entre ellas. Tu modo de escribir puede decir mucho de ti, lo que debe ser suficiente para hacerte entender que debes hacerlo lo mejor que puedas. Otro aspecto importante es el tiempo verbal, el cual deberás mantener en todo momento salvo que cites o hagas mención a cuestiones del pasado aclarando. 

Tips sobre cómo empezar una redacción con el pie derecho

Los siguientes tips o consejos te serán muy valiosos si logras tomarlos de manera correcta:

1. Tema a tratar

Debes saber del tema qué vas a redactar. Aunque no es sólo eso, también debes saber a quién y cómo lo vas a hacer. Estos aspectos, aunque no lo parezcan, ayudarán a que tu texto tenga sentido, coherencia y lógica, permitiéndote comunicar tus ideas más claramente. 

Sería útil que te hagas estas preguntas en base al tema del que vas a redactar: 

¿Qué vas a decir? ¿Cuál es el argumento? ¿Para quién va dirigido? ¿Por qué lo escribes? ¿Cómo lo vas a comunicar?

2. Conoce a tu lector objetivo

Este aspecto lo determinarás en base a quién o a que entidad le escribas. No va a ser lo mismo escribir un texto académico, que debe cumplir ciertos patrones, ser serio, bien fundamentado, con estructuras y géneros que escribirle una carta a tu amigo dónde puedes adoptar un rol más descontracturado y humorístico. 

3. Un título atrapante

El título es lo que vende tu nota, si el título los atrapa y tienes la atención y una lectura mínimamente aceptada. Recomendamos que lo hagas lo más corto posible, con palabras relevantes y claves sobre el tema que trata el texto. 

como empezar una redacción

4. Presta atención a la estructura

Los textos escritos tienen una estructura que debes respetar y más aún cuando es de tipo académico o laboral. La estructura es fácilmente reconocible incluso si son textos recreativos. Los textos deben componerse de:

  • Introducción: es la primera parte que explicará qué tema se verá y cómo se tratará.
  • Desarrollo: vas a exponer tus argumentos en relación al tema o refutar alguna afirmación en base al mismo. Además, suele ser la parte que más abarca del cuerpo del texto, ya que contiene la mayoría del material e información que tienes o quieres expresar. Recuerda que cada párrafo debe desarrollar a lo mucho una sola idea. 
  • Conclusión: cierras la idea, puedes dar una reflexión o simplemente sintetizar lo que abarcó tu contenido. Puede también incluir tu opinión sobre algún aspecto o resultado. 
  • Orden de las oraciones: el orden que siempre debes respetar es el que todo el mundo conoce: sujeto-predicado. El sujeto y el verbo no deben separarse por una coma. Es mejor un texto compuesto por varias oraciones cortas que puedan expresar ideas, a que armes una oración muy larga con múltiples comas dentro. Se difumina la idea que quieres desarrollar. 
  • Signos de puntuación: la puntuación cumple dos roles fundamentales, el primero es que le da coherencia y fluidez a lo que redactes. El segundo es que puede dar una muy buena o muy mala impresión de tu capacidad para redactar. 

Volviendo con el primer tema, la mayoría de confusiones que se dan en textos académicos o laborales son resultado de una coma, un punto, o cualquier otro signo de puntuación mal ubicado. Por ejemplo, no es lo mismo escribir “Vamos a comer chicos” que “Vamos a comer, chicos”. 

Lista con los signos de puntuación más recurridos

  • Punto: utilizado para separar oraciones y párrafos, separan ideas y pueden concluir un texto. 
  • Coma: se defina a la coma como una pausa, cuando quieres aclarar algo, necesitas enumerar varias ideas o separar dos palabras. 
  • Punto y coma: una pausa que no supone el fin de una oración, también frecuentado cuando se deben enumerar muchos elementos que de por sí ya tienen comas. 
  • Dos puntos: los vas a utilizar al final de una oración cuando quieras empezar una enumeración, escribir una cita textual o expresar una enunciación.
  • Puntos suspensivos: significan una pausa inesperada para una frase o cuando quieres ser irónico o misterioso, aunque también aplica para la duda y el temor. 
  • Comillas: importantes para enmarcar citas textuales, cuando quieres agregar a tu texto las palabras tal cual dichas por un tercero, que por lo general es una palabra autorizada o muy reconocida dentro del área que desarrollar tu tema (si es que estás redactando un texto académico). 

También puedes usarlos para señalar términos incorrectos, encerrar significados o traducciones y citar títulos de obras literarias.

Otros signos para mejorar la redacción

  • Paréntesis: los vas a utilizar para realizar aclaraciones, dar referencias bibliográficas, traducciones de expresiones extranjeras o para las siglas o acrónimos.
  • Signos de exclamación: los utilizarás para enfatizar una idea, dar órdenes o sorprenderte. 
  • Signos de interrogación: enmarcarán dudas o preguntas que tengas. 
  • Vocabulario variado: es bueno que varíes los términos porque la tautología puede aburrir a tus lectores. Es bueno que utilices sinónimos y una buena forma de incorporarlos es mediante la lectura de textos, incluso si sólo es con fines recreativos. 
  • Nexos: son fundamentales para unificar oraciones y párrafos y que tengan cohesión y coherencia entre ellos. Cuando los usas bien te pueden facilitar bastante la redacción. Entre los más frecuentes encontrarás: “y, que, ya, pero, sino, sin embargo, es decir”.
  • Limita los adjetivos: los adjetivos son un recurso que te permitirán darle textura a tu redacción, más detalle e incluso ayudan a que el lector pueda imaginar más fácilmente tus descripciones de lugares, personas o situaciones. Pero no seas redundante ni te pases de descriptivo, puede llegar a aburrir si no avanzas con la idea, son útiles principalmente para agregar datos de color. 
  • Precisión: en este punto simplemente es necesario que no uses palabras vagas o muy generales como: “cosa, algo, asuntos, bueno o rico”, sino que busques términos más precisos y puntuales. 

Todos y cada uno de estos aspectos son fundamentales si quieres redactar piezas de calidad que puedan ser positivas a nivel académico y laboral. 

¿Necesitas ayuda porque no sabes cómo empezar una redacción?

Si aún no sabes cómo puedes iniciar una redacción por el tiempo que conlleva o porque no puedes estudiar todos los puntos que te hemos marcado, no te preocupes, podemos ayudarte con eso. En TU TFG contamos con un variado equipo de profesionales que pueden ser tus tutores porque están formados dentro de todas las áreas de la redacción académica. Prometemos entregarte un proyecto sin plagio y muy original gracias a la utilización de la herramienta antiplagio de Turnitin.

¡Nosotros podemos ayudarte!

Tu trabajo es importante para nosotros, así que puedes confiar. Lo único que necesitamos es que completes el formulario que aparecerá a continuación para que podemos comunicarnos contigo. Tenemos diversos planes que pueden modelarse a tus necesidades, tanto económicas como temporales.

investigación educativa

¿Cómo realizo una investigación educativa?

Si quieres realizar una investigación y necesitas ayuda llegaste al post que buscabas, en TU TFG te daremos consejos y ejemplos de investigación educativa.

Son muchos los errores que se suelen cometer al momento de escribir, un signo de puntuación donde no va, una palabra mal escrita, entre otras cosas, pueden ser factores que no transmitan el comunicado que se quiere dar. Por esto, independientemente del texto que se realice, la redacción es fundamental e indispensable para lograr un buen comunicado en el mundo profesional. 

Comparte las ideas claras y de una forma sencilla, a continuación te contamos cómo.

Puede interesarte también: ¿Cómo realizar una investigación documental?

investigación educativa

1. ¿Sabes lo que quieres escribir en tu investigación educativa?

Para llevar adelante una investigación educativa lo primero que tienes que definir es lo que quieres decir. Por eso antes de que comiences con el proceso, debes hacerte unas cuantas preguntas.

Ejemplo

  • ¿Por qué quiero escribir?

  • ¿Qué quiero decir?

  • ¿A quién va dirigido el texto?

  • ¿Cuál es el argumento central?

  • ¿De qué manera lo quiero comunicar?

2. Esencial estructurar tu texto

Recuerda que en cualquier trabajo académico es importante que mantenga una estructura formal:

  • Introducción. Lugar en donde se introduce con las palabras claves y de forma resumida el tema central, el problema o la tesis que contiene la investigación. 

  • Cuerpo o Desarrollo. Aquí se exponen amplia y detalladamente los argumentos y contra argumentos sobre el tema central, cada párrafo debe desarrollar una idea.

  • Conclusión. Se realiza una síntesis del tema expuesto y lo que se ofrece es brindar un resultado, una opinión o una propuesta.  

3. ¡El título!

Si bien colocar un título llamativo es fundamental para atraer al lector, no te apures en tenerlo antes de comenzar con el proceso de desarrollo. Es un buen consejo terminar el trabajo primero, y luego escoger el título de la investigación. Debes ser sencillo, que esté relacionado con la narrativa y fundamentalmente que cree interés. Puedes preguntarle a los más allegados que les parece el título cuando ya lo tengas en mente, podrás usar sus opiniones de guía.  

4. Utiliza correctamente los signos de puntuación 

Los signos de puntuación son importantes al momento de redactar un trabajo de investigación, esto logra darle fluidez al texto y claridad a las ideas que se quieren exponer. En las siguientes oraciones vemos cómo puede cambiar su significado solo con los signos de puntuación:

  • No queremos saber de ti.

No, queremos saber de ti. 

  • 543,5

54,35

  • No espere

No, espere

¿Repasamos la utilidad de los signos de puntuación? 

  • El punto. Se utiliza para separar ideas distintas u oraciones, también se usan en el término de abreviación. 
  • La coma, indica una pequeña pausa entre la enunciación completa. Se usa para separar dos o más ideas o palabras, luego de separadores como: es decir, sin embargo, en fin, en efecto, etc. También se utilizan para limitar una aclaración.  
  • Los dos puntos: se colocan al final de una oración sin que suponga su fin. Es utilizado para enumerar elementos que deben ser separados. 
  • Puntos suspensivos… su finalidad es causar una pausa inesperada en una frase, generalmente cuando el enunciado de la oración quiere causar ironía, intriga, expectación o temor. 
  • ¡Los signos de exclamación! Se usan para enfatizar una orden, idea, o mostrar sorpresa.
  • Signos de interrogación. Envuelven una pregunta o duda. 
  • Las “comillas”. Se aplican cuando se utilizan citas textuales, señalan términos incorrectos, destacan expresiones, encierran traducciones o significados y también para citar datos de obras literarias. 
  • (Paréntesis) Se usan para aclarar algo, para traducir texto en otro idioma, añadir referencias bibliográficas y para acrónimos o siglas.  

5. Demuestra que tienes una riqueza en tu vocabulario en tu investigación educativa

Puedes ofrecer una investigación educativa rica en palabras, el objetivo es no aburrir al lector. Es importante no repetir palabras, sobre todo en el mismo párrafo, para eso puedes acudir a los sinónimos. Hay demasiados diccionarios en internet que puedes consultar para enriquecer tu redacción en tus trabajos académicos. 

6. ¡Usa nexos!

Busca relacionar tus frases u oraciones para que el lector siga la idea de investigación sin interrupciones que puedan molestar.

¿Cómo cuáles?

Enlazar ideas: pues, porque, por tanto, como quiera que, con que, ya que, así que, por consiguiente, etc. 

Explicar: esto es, de hecho, mejor dicho, o sea, es decir, por ejemplo, en otras palabras, etc. 

Sintetizar o concluir: en conclusión, en síntesis, finalmente, en resumen, en fin, en resumidas cuentas, etc. 

Relatar o narrar historias: después, entonces, luego, al día siguiente, en aquel momento, al principio, inmediatamente, cuando, hasta que, antes de, después de, en cuánto, etc. 

7. Mantén un orden en las oraciones

Sigue el orden de las palabras dentro de la oración, no olvides la siguiente fórmula:

Oración= Sujeto + Predicado 

Coloca el verbo lo más cerca del sujeto para no separarlos por medio de comas.

Investigación educativa

8. No te excedas con los adjetivos

Los adjetivos calificativos pueden ser usados para que el texto sea más descriptivo, pero en su justa medida, ya que en abundancia pueden ser abrumadores. Antes de utilizarlos en la redacción está bueno preguntarse si son realmente necesarios.

¿Cuáles son las preguntas que puedes hacerte para saber si son necesarios? 

A continuación te contamos: 

¿El adjetivo describe de manera apropiada al sustantivo?

En el caso de que sea necesario, ¿el adjetivo es preciso para que el lector pueda comprender el texto? 

9. Cuida la numeración

En el caso de que tengas que enumerar, recuerda que se escriben con letra hasta el veintinueve, del 30 en adelante se utilizan los números. Las decenas y centenas también es preferible que se escriban con letras. 

Los números ordinales deben estar seguidos de letras voladas, como: 1º, 2ª, etc.

Los números romanos se utilizan para: la numeración de volúmenes, para indicar los siglos, denominación de congresos, cursos o festivales, emperadores y reyes, las dinastías de ciertas culturas, etc. 

10. Sé preciso en tu investigación educativa

Recuerda la importancia de enriquecer el texto con palabras precisas y no caer en repetir las mismas siempre, utilizando sinónimos. Evita las palabras genéricas o vagas como: bueno, rico, asuntos para referirse a situaciones u objetos. Usa las oraciones adecuadas para comunicarle de la mejor manera al lector una idea. 

Te recomendamos que te contactes con nosotros para ayudarte en lo que necesites. 

¿Necesitas ayuda para realizar una investigación educativa?

En Tu TFG podemos realizar tanto tu investigación educativa y darte ejemplos, como con tus proyectos académicos, totalmente personalizado. Contamos con más de 500 profesionales de todas las áreas de estudio, no dejes pasar esta oportunidad. Además tu trabajo será 100% original gracias al programa Turnitin, el sistema antiplagio número uno.

Pide tu presupuesto GRATIS

Comunícate con nosotros a través del formulario que está a continuación y un asesor se pondrá en contacto contigo a la brevedad. No dudes mas ¡Te esperamos!

reglas mnemotécnicas

¿Qué es la mnemotécnica y cómo aplicarla a tu rutina de estudio?

Si estás buscando información de utilidad para mejorar tu rutina de estudio, llegaste al sitio correcto. En este artículo te contaremos todo acerca de las reglas mnemotécnicas y de cómo las puedes aplicar a tus propósitos. Acompáñanos en este recorrido.

¿Qué son las reglas mnemotécnicas?

Comencemos primero por definir que las reglas mnemotécnicas son sistemas muy útiles para recordar una secuencia de información. Dichas reglas resultan de gran practicidad para memorizar números, nombres, lugares y todo tipo de datos en general.

Asimismo, estos principios son empleados especialmente por los estudiantes al momento de estudiar para sus exámenes o presentaciones frente a docentes y tribunales evaluadores. Cabe destacar que, esta técnica puede resultar muy útil para memorizar datos antes de una exposición oral ya que, brinda la posibilidad de retener pequeños datos en la memoria.

Distintos métodos de las reglas mnemotécnicas

qué son las reglas mnemotécnicas

Vamos a ver ahora algunos de los métodos que contemplan las reglas mnemotécnicas de estudio. Seguramente algunos te resultarán familiares o posiblemente ya hayas escuchado hablar o nombrar.

Método de las iniciales

En primer lugar, señalamos el método de las iniciales, ya que, es uno de los más conocidos y utilizados por la mayoría de las personas. Esta regla mnemotécnica es útil para memorizar un listado de palabras, utilizando la primera letra de cada una para guardarla en la memoria.

Cabe destacar que, si la lista no tiene un orden específico, podemos ordenar las palabras por orden alfabético para facilitar la aplicación de la regla. Por ejemplo, si la lista de palabras está compuesta por:

  • Nacimiento.
  • Identificación.
  • Complejo de Edipo.
  • Complejo de castración.
  • Período de latencia.

Podemos señalar la secuencia de iniciales de cada palabra o frases para recordar más fácilmente. De esta manera quedaría esta secuencia: N; I, CE; CC; PL.

Este es sólo un ejemplo de la enorme cantidad de combinaciones a las cuales puedes aplicar el método de las iniciales.

Conversión numérica

Esta es otra regla mnemotécnica muy útil para recordar fechas. Consiste en asociar números a letras para de esta manera tener más facilidad de traer los números a la memoria. Por ejemplo, si tienes que recordar la fecha 1945, puedes relacionar las primeras cuatro letras del abecedario a los números de la fecha.

  • A= 1.
  • B= 9.
  • C= 4.
  • D= 5.

Método de los lugares

Por último, te mostramos el método de los lugares, haciendo referencia a nuestra pregunta inicial acerca de qué son las reglas mnemotécnicas. Este sistema trata de relacionar un recuerdo o información a la imagen de un lugar. Por ejemplo, podemos relacionar datos a cada lugar relevante de un recorrido que hacemos a diario, como lo puede ser de nuestra casa a la universidad o a nuestro lugar de trabajo.

Siguiendo esta línea, podemos pensar en el siguiente ejemplo:

  • 1945= Parque favorito.
  • Nombre del autor= color preferido.
  • Concepto principal= bar frecuentado.

Conclusiones finales acerca de las reglas mnemotécnicas

Como pudimos ver a lo largo de este escrito acerca de qué son las reglas mnemotécnicas, las mismas hacen referencia a un eficaz método de estudio. También son consideradas un sistema práctico para memorizar datos a través de su relación con otros elementos como números, iniciales o lugares, entre otros.

Te recomendamos que empieces a aplicar estas reglas en tu rutina de estudio para comprobar por tí mismo si te dan resultado. Esperamos que tengas mucho éxito en tus próximos exámenes o presentaciones y que recuerdes cada detalle para lucirte frente a la audiencia. Si tienes poco tiempo para hacer tus presentaciones en PowerPoint o Prezi, o no cuentas con los medios para hacer tu proyecto de investigación, puedes contar con la ayuda de nuestro equipo de profesionales.

Te ayudamos a con la redacción y presentación de tus proyectos académicos y profesionales

En TU TFG podemos ayudarte con la investigación, redacción y presentación de tu proyecto profesional o académico. Contamos con un servicio integral conformado por un enorme equipo de profesionales de distintas disciplinas. Nuestro equipo se compone de investigadores, redactores y diseñadores para brindarte un servicio profesional completo.

Podemos ayudarte con la investigación y la redacción de tu tesis, TFG y TFM gracias a nuestros académicos expertos en distintas áreas de estudio. Además, podemos brindarte un servicio de diseño profesional para tus presentaciones en PowerPoint y Prezi.

Nos adaptamos a los requerimientos de tu proyecto y a las fechas de entrega del mismo. Te aseguramos escritos y trabajos originales con la garantía de la herramienta antiplagio de Turnitin.

Pide tu presupuesto, es gratis

Para obtener una cotización gratuita de tu proyecto, solamente tienes que completar el siguiente formulario con tus datos. Déjanos un medio de contacto y los detalles de tu trabajo. Uno de nuestros asesores se comunicará a la brevedad para brindarte toda la información que necesites y despejar cualquier duda acerca de nuestro servicio. Estamos para ayudarte a superar cada meta profesional y académica que te propongas.

examen aprobación

Aprobar un examen sin estudiar: tips

¿Alguna vez te has preguntado si podías aprobar un examen sin estudiar? ¿Quieres conocer una serie de consejos que te darán la clave? Te explicamos cómo prepararte con el menor esfuerzo posible.

¡Quédate leyendo y no te pierdas ningún consejo!

 

¿Es posible aprobar un examen sin estudiar?

Muchas veces te habrás hecho esta pregunta: ¿podré aprobar un examen sin estudiar? Si has fallado antes, no te preocupes, pues todavía estás a tiempo de emplear algunas prácticas que te ayudarán.

Es cierto, también, que este método no te servirá para todos los tipos de exámenes. En general, vienen bien para la aprobación de un examen del tipo verdadero o falso. O para los que tienes que seleccionar una respuesta dada de antemano entre varias. Pero si tienes que desarrollar algún tema extensamente, será más complicado y deberás dedicarle más tiempo.

Entonces, te estarás preguntando cómo hacerlo. Se ha comprobado que existen múltiples técnicas que te ayudarán a aprobar un examen sin estudiar demasiado.

Lo primero que se recomienda es que, el día del examen, no te ausentes. Si has llegado hasta aquí, no pierdes nada con intentarlo. Seguro que sabes más de lo que crees.

examen aprobacion

Cómo aprobar un examen: tips y consejos útiles

A continuación, te ofrecemos una lista de tips que te servirán a la hora de aprobar un examen sin estudiar. Si no has tenido tiempo para prepararlo o se trata de un examen sorpresa, verás que te será de gran ayuda.

  • Deja a un lado los nervios e intenta relajarte.
  • Lee el examen completo y busca comprender las consignas sin detenerte en las respuestas.
  • Si no comprendes alguna, descártala o déjala para el final.
  • Primero responde aquellas sobre las que tengas alguna certeza.
  • Saca cálculos: ¿cuántas preguntas necesitas responder correctamente para la aprobación del examen?
  • Enfócate en las que te resuenan de alguna clase o apuntes que habías leído con anterioridad.
  • Utiliza la lógica. Siempre habrá una respuesta que remite a otro tema y que será la incorrecta. Luego, evalúa cuál de las demás opciones tiene más sentido en relación con la pregunta y lo que recuerdas.
  • Cuando haya opciones del tipo «ninguna» o «todas son correctas», seguro se trata de la correcta. Este tip no suele fallar en la aprobación de un examen. Pero desconfía si todas incluyen esta opción.
  • Intenta no dejar ninguna sin marcar. Si dudas, déjate llevar por tu intuición y la que primero te pareció la correcta.

Recuerda que lo recomendable es que le dediques tiempo a tus estudios. Sin embargo, si has tenido algún problema personal, falta de tiempo o tus condiciones laborales no te lo permitieron, no pierdas la oportunidad de presentarte al examen y jugártelas por su aprobación.

examen aprobación

Te asesoramos para tus trabajos universitarios

Esperamos que estos consejos te sirvan para aprobar un examen que no has podido preparar. Deberás atravesar muchos para seguir en carrera y desarrollar el último paso antes de alcanzar tu titulación deseada. Y seguramente también tendrás que presentar tu TFG. Pero de eso no te preocupes, pues nosotros te ayudamos a hacerlo. 

En TU TFG nos encargamos de que realices tus metas universitarias con éxito. Trabajamos con un equipo de más de 500 profesionales en todas las disciplinas. Además, somos expertos en investigación y redacción académica de todo tipo de textos. Así que somos la solución que buscabas.

También ofrecemos servicio de detección de plagio con Turnitin. Se trata del mejor antiplagio usado en todo el mundo y avalado por universidades de más de 140 países. Con él, nos aseguramos de que tu trabajo no tenga coincidencias con otras fuentes y/o estén correctamente citadas. Y adaptamos tu texto a las normas de estilo que exija tu universidad.

Accede a tu presupuesto sin costo

No te quedes pensando y… ¡actúa! Para saber más sobre nuestros servicios profesionales, rellena el formulario con los datos requeridos. Mientras mejor conozcamos tu situación, mejor podremos cotizar lo que buscas. Accede ahora mismo a tu presupuesto gratuito y a la medida de tus necesidades concretas. 

Método Pomodoro

Método Pomodoro: un método ideal para estudiar y enfocarse

Si estás en busca de técnicas de estudio para optimizar el tiempo que tienes disponible para dicha tarea, llegaste al lugar indicado. En esta ocasión te contaremos sobre el Método Pomodoro, una modalidad de estudio ideal para sacarle mayor provecho a los minutos.

Sabemos que muchas veces los estudiantes no pueden aprovechar realmente el tiempo disponible que tienen por día para estudiar. Esto se puede deber a muchos factores tales como, distracción, desconcentración, desgano, cansancio, etc. Es por esta razón que la aplicación de técnicas de estudio como la que te contaremos a continuación puede ser de gran ayuda.

¿De qué se trata el Método Pomodoro?

Primero que nada, comencemos por aclarar qué es, o, mejor dicho, de qué se trata el Método Pomodoro. Se trata de un método de estudio basado en la cronometración del tiempo de lectura y de descanso.

De esta manera, dicha técnica plantea bloques de estudio de 25 minutos continuos, ininterrumpidos y libres de distracciones. Al llegar a los 25 minutos, vendrá una pausa de 5 minutos para descansar y despejar la mente, para luego volver a repetir el proceso.

Luego de haber pasado por los 25 minutos de estudio y los 5 de descanso, deberás repetir el Método Pomodoro 4 veces. Cuando llegues al cuarto round podrás tomar un descanso más largo.

¿Cómo aplicar el Método Pomodoro?

método pomodoro

Ahora que ya sabes qué es el Método Pomodoro, pasemos a desarrollar cómo debe ser aplicado para sacarle mayor provecho. En este sentido, es importante que utilices los 4 rounds del método para estudiar una materia, capítulo o apartado concreto. En otras palabras, de nada valdría la aplicación del Método Pomodoro si los objetivos de estudio no son reales. Es por esta razón que te recomendamos aplicar las 4 vueltas de la técnica en tareas tales como:

  • Realizar un resumen de un capítulo y estudiarlo en profundidad.
  • Estudiar una cierta cantidad de páginas que permita repetir el proceso en el tiempo de los 4 rounds (100 minutos sin contar los descansos).
  • Hacer cuadros sinópticos o esquemas conceptuales de uno o más capítulos teniendo en cuenta lo estipulado en el punto anterior.
  • Entre otras.

Tal como puedes ver, el Método Pomodoro no se limita a una sola actividad, de hecho, también puede ser utilizado para trabajar. Lo importante es que hagas un recorte del contenido o de las actividades de tal manera que puedas repetir un par de veces en el tiempo de las 4 vueltas.

Ventajas de utilizar el Método Pomodoro

Vamos a ver ahora las principales ventajas de utilizar el Método Pomodoro. A continuación, nombraremos los beneficios más importantes de esta técnica.

Organización del tiempo

En primer lugar, la principal ventaja que representa este método radica en la posibilidad de hacer una mejor organización del tiempo. Aplicando esta técnica ya te estarás asegurando un mínimo de 100 minutos de estudio de forma continua. Por supuesto que para lograr esto deberás desprenderte de tu dispositivo móvil y de cualquier elemento que te genere distracción.

Generación de hábitos de estudio

Siguiendo con la exposición de las ventajas de utilizar el Método Pomodoro es importante señalar su capacidad de generar hábitos de estudio. Como todo hábito, crear una rutina de estudio puede ser un poco difícil al inicio, pero creemos que sólo es cuestión de repetir el método día a día para sacarle todo su potencial.

Flexibilidad

Otra de las ventajas de este método es su flexibilidad en cuanto a la aplicación. Como mencionamos anteriormente, esta técnica también es muy utilizada para optimizar el tiempo de trabajo, así como también de escritura de trabajos universitarios, entre otras tareas.

¿De dónde surge el Método Pomodoro?

método Pomodoro

 

Llegados a este punto, ya hemos repasado la información más relevante acerca de qué es el Método Pomodoro y sus principales características. Hagamos ahora un breve recorrido acerca del surgimiento de este método, el cual fue creado en la década del 80 por Francesco Cirillo.

Dicho creador, pudo hacer un razonamiento lógico de cuán importante es la gestión y la optimización del tiempo. Además, para fundar la técnica se basó en la premisa de que los tiempos de concentración de las personas son relativamente cortos y pocas veces superan los 25 minutos. A partir de esta hipótesis fue que creó el Método Pomodoro planteando 25 minutos de actividad por 5 minutos de pausa y descanso.

A través de la propia aplicación de este método, su creador pudo notar que los conocimientos se afianzan de mejor manera en tiempos cortos de estudio sin distracciones. Su eficacia hace que hoy en día sea una de las técnicas más utilizadas por la gran mayoría de los estudiantes.

Conclusiones finales

Concluyendo este artículo, hacemos un breve repaso con lo más destacado del Método Pomodoro. Lo más importante de esta técnica es la posibilidad de dividir el tiempo de estudio en bloques cortos, lo cual es muy útil para lograr un mayor enfoque en la lectura. 

Además, gracias a su utilización podrás fijar un tiempo fijo de estudio diario, lo cual te representará un objetivo alcanzable. Esto último es muy interesante, ya que, la mayoría de los estudiantes falla en la planificación del tiempo y de sus objetivos dentro de ese tiempo.

Esperamos que la información expuesta en este escrito te haya sido de utilidad. Si te encuentras realizando un trabajo académico y no cuentas con el tiempo suficiente para hacerlo puedes contar con la ayuda de profesionales.

Te ayudamos a redactar tus trabajos universitarios

En TU TFG podemos ayudarte con la investigación y la redacción de todos tus trabajos universitarios tales como tesis, TFG y TFM, entre otros. Contamos con un enorme equipo de profesionales de diferentes áreas académicas a quienes podemos asignar tu trabajo dependiendo de la carrera o el tema específico. De esta manera podremos brindarte un servicio personalizado a cargo de un experto en tu área de estudio.

Además, nos adaptamos a tu calendario académico para realizar entregas cada vez que lo necesites. Te garantizamos escritos 100 % originales gracias a la utilización de la herramienta antiplagio de Turnitin.

Pide tu presupuesto, no tiene costo

Para terminar, solamente tienes que completar el siguiente formulario con tus datos, un medio de contacto y el tipo de trabajo que necesitas. Uno de nuestros asesores se comunicará a la brevedad para brindarte un presupuesto sin cargo y a la medida de tu proyecto. Con nuestra ayuda no tendrás que seguir posponiendo tus trabajos académicos. Estamos para impulsarte a cumplir todas tus metas académicas.

Frases motivadoras para estudiantes universitarios

Frases motivadoras para estudiantes universitarios

¿Perdiste el entusiasmo para estudiar? ¿Ya nada te motiva y has olvidado tu objetivo? ¿Piensas en abandonar tu carrera? Calma, esto le sucede a todos los estudiantes por lo menos una vez durante sus estudios. Hemos hecho este post con frases motivadoras para recordarte que se puede salir adelante y superar los momentos de desánimo.

La motivación en la universidad

Frases motivadoras para estudiantes

Cursar muchas asignaturas, asistir a las clases, estudiar para los exámenes, aprobar las materias, estas y muchas otras más son las responsabilidades diarias de los estudiantes. Además, a muchos de ellos les significa una gran dificultad presentarse a los exámenes y superar las instancias de evaluación.

En este sentido, ¿es esperable que los estudiantes se desmotiven durante su carrera? ¡Por supuesto que sí! De hecho, es lo más común. Estudiar una carrera universitaria es una meta a largo plazo que implica realizar esfuerzos, enfrentar obstáculos y priorizar el estudio por sobre otras cosas. Visto de esta manera, ¿cómo no atravesar momentos de desánimo? Además, por más que una persona estudie una carrera que le apasiona, siempre habrá alguna asignatura que no le resulte tan interesante o que le presente dificultades.

Por estos motivos, es ideal contar con estrategias para utilizar en los momentos donde aparece la frustración y el desánimo. Por ejemplo, puedes compartir tu situación con compañeros que estén viviendo lo mismo, darte un descanso y hacer alguna actividad placentera, utilizar frases motivadoras o reflexionar sobre los motivos que te llevaron a elegir esa formación.

¿Qué son las frases motivadoras?

Son textos, frases u oraciones breves que tienen el objetivo de generar una motivación en la persona y conducirla a realizar una acción. En el caso de los estudiantes, a estudiar y a seguir luchando por sus objetivos académicos.

Existen frases motivadoras de diferente tipo y todas apelan a sentidos diferentes. Por ejemplo, algunas son más emotivas y otras más prácticas. En todos los casos, siempre buscan fomentar la predisposición a continuar con lo que la persona se propone.

 

¿Sirven las frases motivadoras?

Esta es una buena pregunta, puesto que hay quienes las utilizan con frecuencia y otros que las desechan por ser ineficaces. La realidad es que repetir una frase continuamente sin realizar ninguna acción no sirve de nada. Las frases motivadoras no son mágicas, no actúan por sí solas. Si no van acompañadas de un cambio de actitud y comportamiento no harán efecto.

En definitiva, rodearse de frases motivadoras sin comprometerse al cambio no tiene un impacto psicológico positivo. Debes encontrar la manera de llevar a la práctica eso que comunica la frase motivadora.

Por otro lado, no existen frases universales que ayuden a todas las personas. Es decir, a cada persona no le servirá la misma frase, puesto que cada quien se encuentra en una situación particular y es susceptible a diferentes estímulos. Por ejemplo, una frase que a ti te conmueve profundamente, a otra persona puede resultarle aburrida.

Las frases motivadoras deben ir acompañadas de una buena actitud

Como te contamos, no alcanza con repetir una frase para que nuestra vida cambie. Por eso, aquí te enseñamos qué otras acciones pueden ayudarte.

  • Recuerda el motivo que te llevó a elegir tu carrera y vuelve a conectarte con el deseo de aprender.
  • Encuéntrale un sentido a tus estudios. Pregúntate por qué lo haces y qué disfrutas de la universidad.
  • No existe el estudiante perfecto, reconoce que puedes equivocarte y que esto no significa que esa carrera no sea para ti. Cada persona tiene dificultades diferentes. Recuerda: equivocarse es la mejor manera de aprender.
  • Comparte tu carrera con tus compañeros. Puedes juntarte a estudiar, consultar dudas y compartir las impresiones de las clases y, por qué no, hacerte grandes amigos. La motivación grupal contribuye a que los estudiantes no abandonen. El apoyo del grupo, en este sentido, te ayudará a sentirte acompañado y a entender que todos están pasando por lo mismo.
  • Tendrás períodos de más eficiencia que otros, y eso es lo normal. Las formaciones universitarias duran años. Y, en esos años, pueden pasar muchas cosas en tu vida que influyan en la carrera. Por ejemplo, si empiezas a trabajar o si tienes familia, es probable que tengas que prestar atención a otros aspectos además de la universidad.
  • Sé firme con tus objetivos. Hazlo por ti y por tu futuro, es un desafío que te hará crecer profesional y personalmente. Además, nadie puede hacerlo por ti. Así, cuando alcances tu meta, estarás muy orgulloso de tus logros.
  • Esfuérzate todo lo que puedas pero ten en cuenta las prioridades y respeta tus límites. Por ejemplo, ir sin dormir a un examen no es una buena idea aunque eso te haya permitido estudiar más. Privarte de momentos de dispersión porque tienes un examen tampoco es aconsejable. 
  • Agradécete por tus logros. Disfruta del proceso y de ser estudiante. Con los años, recordarás con cariño esa etapa.

¿Cómo aplicar las frases motivadoras a tu vida?

Frases motivadoras para estudiantes

En primer lugar, recuerda que no existe una frase que sirva para todo el mundo. Por eso, lo primero que tienes que hacer es apropiarte de una frase que te resuene y con la que te identifiques. Esto significa que debes adaptarla y sentir que esa frase está dirigida a ti. En este sentido, puedes reformularla como más te guste para adaptarla a tu vida.

En segundo lugar, elige cómo la usarás. Puedes escribirla y pegarla en diferentes partes de tu casa o anotarla en tu celular como recordatorio. Tenerla a la vista es bueno porque, además, te permite recordar por qué haces lo que haces y por qué continúas estudiando a pesar de las dificultades.

Por otro lado, intenta que la frase sea específica. Es decir, es probable que olvides una frase muy general o estereotipada. De este modo, empieza por reconocer en qué necesitas motivación y encuentra una frase que te oriente en ese sentido.

Finalmente, no porque una frase sea célebre tiene que servirte. En este sentido, no te dejes llevar por lo que ves en las redes sociales. Muchas veces, se difunden frases positivas pero que no se adaptan a la singularidad de cada persona.

Frases motivadoras para estudiantes universitarios

Ahora sí, te compartimos las mejores frases motivadoras.

  • La motivación es lo que te pone en marcha, el hábito es lo que hace que sigas (Jim Ryun).
  • He fallado una y otra vez a lo largo de mi vida. Es por eso por lo que he tenido éxito (Michael Jordan).
  • El hombre que es un maestro de la paciencia es un maestro de todo lo demás (George Saville).
  • Si hiciésemos todas las cosas de las que somos capaces, nos asombraríamos (Thomas Edison).
  • Toma la actitud de un estudiante, nunca seas demasiado viejo para hacer preguntas, nunca sepas demasiado como para aprender algo nuevo (Og Mandino).
  • Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir para siempre (Mahatma Gandhi).
  • La educación es el pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a aquellos que se preparan para él en el día de hoy (Malcolm X).
  • Nada funcionará a menos que lo hagas (Maya Angelou).
  • Tus talentos y habilidades irán mejorando con el tiempo, pero para eso has de empezar (Martin Luther King).
  • La calidad nunca es un accidente, siempre es resultado de un esfuerzo de la inteligencia (John Ruskin).
  • La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo (Mahatma Gandhi).
  • Nuestra paciencia conseguirá más cosas que nuestra fuerza (Edmund Burke).
  • Lo maravilloso de aprender algo es que nadie puede arrebatárnoslo (B. B. King).
  • Tu educación más importante no está ocurriendo en una clase (Jim Rohn).
  • El único lugar en el que el éxito viene antes que el trabajo es el diccionario (Vidal Sasson).
  • Emplea todos tus esfuerzos, incluso cuando las posibilidades jueguen en tu contra (Arnold Palmer).
  • El éxito depende del esfuerzo (Sófocles).
  • La creatividad requiere que la valentía se desprenda de las certezas (Erich Fromm).
  • No es lo que te ocurre, sino cómo reaccionas lo que importa (Epíteto).
  • Solo hay un camino hacia la felicidad y es cesar de preocuparse por cosas que están fuera del alcance de tu voluntad (Epíteto).
  • La fundación de todo estado es la educación de sus jóvenes (Diógenes).
  • Al final, no son los años en nuestra vida lo que cuenta, sino la vida en nuestros años (Abraham Lincoln).
  • La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas (Sigmund Freud).

¿Te ayudamos en tus proyectos académicos?

En TUTFG tenemos el objetivo de ayudar a que los estudiantes alcancen sus metas académicas. Para eso, ofrecemos un servicio personalizado en donde asistimos a los alumnos con todos sus trabajos universitarios (tesis, TFG, TFM, ensayos, investigaciones, etc.).

Contamos con un amplio equipo de profesionales especialistas en todas las disciplinas. Así, cuando nos cuentes tu situación te asignaremos a un experto en tu área que te ayudará de manera personalizada en lo que necesites.

Usamos Turnitin para asegurarte un trabajo único y de calidad. Además, trabajamos con total confidencialidad.

¿Aún dudas? ¿Te gustaría conocer tu presupuesto gratis?

Si quieres saber cuánto te costaría el servicio, cuéntanos tu situación a través del formulario. Haznos todas las preguntas que necesites saber. Te enviaremos tu presupuesto totalmente gratis y sin compromisos. ¡Aguardamos tu consulta!

Portada Word

Paso a paso: Cómo hacer las portadas de tus trabajos universitarios en Word

Si quieres hacer una portada para tus trabajos universitarios en Word, ¡sigue leyendo! Te contamos algunas claves que te permitirán hacerla perfecta. 

Lo primero que debes tener en cuenta es que la portada de todo trabajo académico siempre debe cumplir unos requisitos básicos. Por eso, en este post, te contamos cuáles son y te damos los mejores consejos para que la tuya no pase desapercibida. Verás que no es necesario que sepas de diseño gráfico para lograr que destaque; tan solo necesitas el Word.

Es inevitable que las personas juzguen un trabajo o un libro por su portada. Esto sucede porque el impacto visual es tan fuerte que, automáticamente, nos agrada o desagrada lo que hemos visto. Hay muchos profesores que le dan mucha importancia. 

Por eso, te contamos cómo hacer la portada perfecta en Word paso a paso. ¡Sigue leyendo!

¿Qué información tiene que figurar en la portada? 

Portada en Word

Lo primero que debes considerar es qué información incluir en este documento. Recuerda que se trata de un trabajo universitario oficial, por lo que deberás incorporar todos los datos que sean necesarios. Generalmente, los más habituales, son:

  • Nombre y logo de tu universidad, así como de tu facultad y tu carrera de Grado/Máster. 
  • Título del proyecto y, si se diese el caso, también el subtítulo.
  • Tipo de trabajo (TFM, TFG).
  • Nombre del docente o del tutor que te ha supervisado durante todo el proceso.
  • Departamento al que pertenece la titulación que estás cursando.
  • Fecha en la que vas a entregar el trabajo.

Puedes ver algunas de ellas en los diferentes repositorios universitarios. Por ejemplo, en el de la UCAM (RIUCAM), al que puedes acceder clicando este enlace.

Algunas universidades sí que indican detalladamente cuáles son los requisitos concretos que deben incluir las portadas de los trabajos; otras, en cambio, dan más libertad al estudiante. Por ello, te recomendamos que antes de comenzar a diseñarla, consultes los datos que debes indicar. 

Si quieres diseñar tu portada desde cero con Word, te recomendamos que le des un toque personal. Así, esta parte del trabajo no solo hablará de su contenido, sino también de tu personalidad. 

5 consejos para hacer las portadas de tus trabajos en Word

Te dejamos una serie de consejos que te permitirán diseñar y enfocar las portadas de tus proyectos universitarios para que llame la atención de tus profesores y, en el caso de los trabajos fin de grado o máster, la del tribunal:

  • Escoge una línea estética que te represente y no te salgas de ella. El estilo debe hablar de ti y adecuarse al trabajo que presentas. 
  • Elige una tipología acorde al grado de formalidad de tu TFG. Las dos más comunes son: Times New Roman y Arial. 
  • Recuerda que no lleva el número de página. Por eso, si estás haciendo la portada en Word, te aconsejamos configurar el documento para que esta hoja no esté numerada.
  • Los tamaños de letra son importantes. En este sentido, piensa dónde quieres que el lector fije su mirada. Por lo general, el título debe ser lo primero en leerse. Después, el nombre de tu universidad y, finalmente, el resto de los datos. Recuerda usar los márgenes e interlineados correspondientes. 
  • Si utilizas colores, te recomendamos usar tonos complementarios puesto que se sabe que son más agradables a la vista. 
  • No sobrecargues tu portada: resulta más atractiva una portada minimalista que una atiborrada de información y colores. Busca dar la imagen que deseas. 

¿Cómo hacer una portada en Word?

Portada en Word

Si ya has decidido hacer tus portadas desde cero en Word, te contamos cómo puedes realizarlas paso a paso. Debes saber que existen diversas plantillas en las que basarse para diseñar la portada. Sin embargo, en ocasiones, por falta de tiempo o por desconocimiento, no podemos hacerlas en un programa de diseño. 

Los pasos que debes seguir para hacer tus portadas en Word son los siguientes:

  • 1° Dirígete a la primera hoja y ve al menú de opciones de Word. Elige la sección “insertar”. 
  • 2° Clica la opción “Portada”. 
  • 3° Verás que aparecen distintos diseños. Escoge la más conveniente y edítala con tu información. 

¿Necesitas ayuda para preparar la defensa de tu proyecto final?

Si estás haciendo las portadas de tus proyectos universitarios en Word, probablemente ya hayas finalizado tus trabajos. Por eso, si tienes que defender tu proyecto final de Grado o Máster, te ayudamos a diseñar y elaborar el guion para la exposición y el material audiovisual que necesites. Puedes consultar más sobre este servicio clicando aquí

Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y contarnos qué necesitas exactamente. Rellena el siguiente formulario y uno de nuestros asesores te contactará en la mayor brevedad de tiempo posible.