cómo controlar los nervios en la defensa oral del TFG

¿Te encuentras nervioso por la defensa oral de tu TFG?

Estas nervioso por la defensa oral de tu TFG, TFM o tesis doctoral es absolutamente normal. Todos los estudiantes pasan por eso, es una etapa natural de la vida, si no te pones nervioso es porque no te importa. Aunque tampoco es sano que llegues al punto de enfermarte a causa del estrés y la ansiedad causadas por tus miedos e inseguridades.

Para tu suerte, en este post te daremos tips y consejos sobre cómo controlar los nervios para que puedes aprovechar durante esta etapa de tu vida universitaria.

Los nervios antes de los exámenes

Todo va bien con tu vida, te preparas para rendir de manera oral o de la modalidad que te pidan tu TFG, cuando de repente, no te sientes nada bien. Los nervios son una sensación absolutamente normal y humana, y nadie ha muerto por ello. Le pasa a los mejores y pueden afectarte a tal punto de condicionar una defensa oral ya que el subconsciente puede traicionarte.

Te podrás cada vez más nervioso ya que el corazón se te sale del pecho, seguro las manos se te humedecen y hasta puedes tener escalofríos. Los pensamientos negativos tampoco faltarán, eso tenlo por seguro. Lo bueno es que te enseñaremos cómo y de qué manera podrás controlar esas horribles sensaciones, de modo que no te afecten a la hora de la verdad y salgas bien parado. El estado de ánimo que tengas puede ayudarte a superar este tipo de situaciones.

Tips para que sepas cómo controlar los nervios

A continuación, vamos a darte una serie de técnicas que te serán de gran ayuda para que puedas poner bajo control ese revoltijo de sensaciones que tendrás dentro de tu cuerpo y que te abruma a más no poder.

Existen muchos métodos, tanto científicos como paracientíficos, como lo es el Yoga, para calmar tu estrés y ansiedad. Si logras aprenderlos y aplicarlos, verás que nada es imposible y que esos nervios eran un simple juego.

Confianza como remedio para controlar los nervios

La confianza en ti mismo es fundamental, podría decirse que el eje central de la ecuación, La positividad también, debes estar conforme con tu conocimiento e ir abierto a las expectativas que surjan. El intercambio con tus compañeros puede ponerte más nervioso, si puedes alejarte de este tipo de situaciones notarás que es mucho mejor de lo que crees.

Puedes escuchar música o hablar de cualquier otra cosa que no tenga que ver con la evaluación o defensa del proyecto, darle más vueltas al asunto sólo empeorará las cosas.

Cómo controlar los nervios

Construir una rutina de trabajo

Es necesario que consigas tener un ritmo determinado de tareas diarias, una rutina. Tener otras actividades a parte de las académicas, como un deporte o ir al gimnasio, te va a ayudar a tener la cabeza despejada y a descargar energía y adrenalina. Además, eso te dará un ordenamiento en tus tareas, siendo más eficiente a la hora de realizar alguna actividad.

Ejercicios de relajación

Esto no te va a servir únicamente para el estudio, sino que para la vida en todos sus órdenes. Te permitirá alcanzar un estado de sosiego y relax. A medida que estudias, o tienes que realizar un examen o defensa oral, puedes realizar movimientos de respiración como los de Yoga para calmarte, como la respiración profunda.

Que tu compañía de estudio tenga buena energía

Necesitas estar rodeado de compañeros positivos y con buena vibra, esto también aplica en la vida además de los estudios. Además, es bueno que sean personas disciplinadas y sistemáticas, de ese modo te transmitirán seguridad con respecto al estudio y eso puede quitarte las dudas y los nervios que tengas.

Trata de mantener todo controlado con suficiente antelación

Esto significa que debes tener todo en orden antes de partir al examen o defensa oral de tu Trabajo Final de Grado (TFG). Esto es para que te quedes tranquilo y tengas esa sensación de tranquilidad. Organiza tus materiales y ten en mano lo que necesitas. Actuando de ese modo, vas a poder resolver todas las complicaciones que puedan aparecer en tu camino al día de la verdad.

Actitud positiva antes, durante y después del examen

Como comentamos antes, tu actitud positiva suma siempre. Si sientes que hiciste todo lo que estaba a tu alcance antes, durante y después del examen, entonces no hay nada que lamentarse. Debes tener toda tu fé puesta en ti y tus capacidades académicas. Si los resultados no son los esperados podrás recuperarlo.

Procura descansar muy bien antes del examen

El descanso es fundamental para que puedas estar al máximo de tus funcionalidades, y te podrá de buen humor. Si no descansas bien y andas estudiando a las apuradas, no sólo estarás más ansioso y nervioso, sino que también de mal humor. Las horas de sueño podrán ayudarte mejor e incluso tu cerebro agradecerá poder recargar energías para recordar mejor los conceptos.

Es importante que, además de dormir, hagas actividades que te relajen. Se aconseja que es bueno que te tomes la tarde anterior, o el día directamente, al examen para que las ideas se instalen y puedas llegar despejado de problemas al día siguiente.

 

 

Evita ingerir estimulantes o calmantes

Ni los estimulantes para aumentar tus capacidades ni los calmantes para relajar pueden ser totalmente efectivos, ambos pueden en igual medida mermar tus capacidades académicas en relación con el proyecto. Puede pasarte que te la pases bebiendo cafeína o tomando medicamentos, y más si estas toda la noche despierto, eso puede generar un bajón en tus energías que puede afectar tu rendimiento.

¿Cómo controlar los nervios? 

Todos los tips y consejos que te hemos dado te servirán hasta cierto punto, y es en la medida que decidas acatarlo o no. Algo que debes tener claro es que este examen que afrontes es una dificultad más que te pone la vida enfrente para que puedas continuar.

El día de mañana serás un profesional que tenga sus propios problemas fuera de lo que es un proyecto académico. Por ejemplo: si estudias medicina, la vida de uno o más pacientes serán tu responsabilidad.

Deja de lado tus miedos, ya que no es una cuestión de vida o muerte, desaprobar es natural y a todo el mundo le pasa o, ¿A caso conoces a algún profesional que no haya reprobado un examen? La clave está en tu seguridad a la hora de rendir tu proyecto. Con el pasar del tiempo podrás conseguir tus objetivos. Debes ver a esta etapa de estudios como una preparación, que puede tardar más o menos, pero es eso: un entrenamiento.

Enfrenta la vida y los estudios con creatividad y optimismo. Es importante que disfrutes, aproveches y valores todas las experiencias formativas de tu universidad.

¿Necesitas ayuda para saber cómo controlar los nervios ante un examen? 

Comprendemos que a veces en el afán de querer controlar los nervios, justamente no terminas controlando nada. A veces lo importante es dejar de pensar cosas malas y dejar que todo fluya. Para tu suerte, en TuTFG contamos con un equipo íntegramente formado de profesionales que se especializan en todas las áreas de la redacción. ¡Podemos ayudarte con la realización de tu proyecto para que sientas más seguridad a la hora de entregar!

¡No te preocupes, podemos ayudarte con eso! 

Puedes pedir tu presupuesto totalmente gratis, sin duda alguna. Para eso, puedes escribirnos vía WhatsApp o completar el formulario con los respectivos datos solicitados y listo, nosotros nos comunicaremos a la brevedad. Para que te quedes más tranquilo, todos nuestros proyectos son altamente confidenciales y garantizamos 100 % de originalidad antiplagio.

Abrir chat
Nos alegra que hayas tomado la decisión. Contamos con los profesionales aptos para tu proyecto. 🤓