Cómo mejorar la introducción de un TFG: claves y consejos

Los únicos que ofrecen un informe antiplagio con TURNITIN

introduccion de un tfg

Claves y consejos para mejorar la introducción de un TFG

La introducción de un TFG es el primer apartado importante de la estructura del trabajo. Es donde se comienza la investigación con la presentación del tema y el porqué se desarrolla.

Su propósito principal es llamar la atención de los lectores y evaluadores del proyecto, expresando lo más importante. Y a veces incluye la justificación del tema, los objetivos, las hipótesis y la metodología que se utilizará, para dar una idea de lo que se encontrará en el resto de páginas

¿Y cuál es su extensión? Entre 1 y 2 páginas, es decir, aproximadamente unas 1000 palabras.

Empieza con la justificación

Convence a quien te lee sobre la importancia del tema elegido, aportando datos de interés. Luego menciona los objetivos y la hipótesis que intentarás conseguir con el desarrollo del trabajo. Y por último, céntrate en los materiales y métodos que te ayudarán a abordar todo el desafío y a obtener los resultados marcados.  

¿Se realiza al principio o al final?

La introducción de un TFG se hace cuando ya se tiene conocimiento del tema, se ha indagado y consultado diferentes fuentes bibliográficas. De esta forma, el enfoque es más claro y preciso, y se puede redactar con una base teórica y conocimiento. Si la haces sin una documentación previa, no te será fácil hablar de tu proyecto.  

¿La introducción de un TFG es el resumen del trabajo?

No. Para ello tienes el apartado de resumen o abstract. Aunque se introducen todos los capítulos con las ideas principales, no se trata de explicar de forma resumida todo el trabajo. 

consejos introduccion de un tfg

Consejos para la redacción de una introducción de un TFG

Como hemos mencionado antes, es aconsejable realizar la introducción de tu TFG luego de haber realizado el resto del trabajo, cuando se tienen las bases teóricas y el análisis de los resultados. 

Los investigadores suelen recomendar hacer esto porque la redacción es más fácil y está dirigida precisamente a lo que se quiere tratar. Evita mencionar puntos en los párrafos que no han sido abordados o no se han cumplido.  

Si estás en ese momento en el que no tienes todo el proyecto casi terminado, enfócate en el desarrollo de los objetivos y la hipótesis junto a la metodología a utilizar, de allí puede obtenerse información relevante para el desarrollo de la introducción. 

Uso de palabras claves

También es bueno usar las palabras claves relacionadas y acotar el alcance del TFG. Así no te vas por las ramas, haces que quien te lea no pierda el interés y demuestras un control del tema.  

Hay que evitar lagunas y vacíos es la introducción de un TFG. Si no has desarrollado un punto concreto en el trabajo, no lo menciones al menos que sea para decir que no has podido resolverlo. Si tu tutor o tutora no se da cuenta de estas debilidades, probablemente el día de la defensa, te bajen puntos por intentar cubrir partes del tema que al final nos ha hecho. 

Mantén el interés

Es importante que elijas bien las palabras. Debes captar la atención de los lectores, para que se animen y sigan descubriendo el trabajo realizado. Esta sección ayuda a familiarizar al lector, siendo el primer contacto que se tiene con tu TFG. 

Una técnica que te puede ayudar es preguntar sobre tu tema a otras personas que no sean de tu sector. Así descubrirás ideas para concretar mejor lo que quieres plasmar. La introducción de un TFG se puede comenzar con una pregunta general pero precisa. 

Otra consejo importante es que mantengas un hilo conductor entre la introducción y la conclusión de tu TFG.  

Tómatelo en serio

La introducción de un TFG es la puerta de entrada del trabajo fin de grado, por eso debe ser desarrollada con detenimiento y mucho cuidado. Es importante ya que ayuda a dar un boceto general de lo que tratará el tema de investigación así ser meticuloso a la hora de redactarlas sin descuidar ningún aspecto, sin omitir lo más relevante, te permitirá dar una buena impresión. Si no es buena, la calidad del resto de apartados se verá afectada. 

Se puede tomar varias opciones al momento de redactarla, solo leyendo el material, realizando todo el trabajo, conociendo los resultados de los análisis o de las muestras, pero lo que se debe tomar siempre en cuenta es que tiene conexión entre los capítulos: los objetivos, hipótesis, metodologías y  la conclusión, siendo esta la única manera en la que se puede tener una excelente introducción. 

Genera un hilo conductor

Es importante que las ideas estén entrelazadas para que exista un hilo conductor para el lector, es decir, que pueda ver los objetivos o un capítulo suelto y recordar que en la introducción se trató el tema y se cumplió con esta parte del trabajo que es el inicio. 

Para finalizar con los consejos, realiza una revisión de tu redacción y verifica la vinculación coherente con el resto de apartados. Siempre tiene que haber una interconexión directa con la conclusión. 

¿Necesitas ayuda con la redacción de la introducción de tu TFG? Rellena el siguiente formulario y te enviaremos un presupuesto a medida.

Formulario
Web Origen
Fuente de Posible cliente
¿Quieres adjuntarnos un archivo?

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Usted acepta, a través de la marcación de la presente casilla, nuestro Aviso legal y nuestra Política de Privacidad
Compartir la publicación
Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?