como hacer conclusiones tfg

¿Cómo hacer las conclusiones de un TFG?

Redactar y estructurar adecuadamente las conclusiones de un Trabajo Final de Grado es una labor importante, ya que permite ordenar todas aquellas ideas y aspectos más llamativos del estudio realizado previamente. Es por eso que, en este post, te explicaremos cómo hacer las conclusiones del TFG.

Evidentemente, este apartado se enmarca al final del proyecto y, además, es aconsejable diseñarlo cuando ya se ha terminado el trabajo. De esta manera, las ideas se plasmarán de forma más clara y atractiva a ojos del lector. Seguidamente, se plantean algunos consejos interesantes que ayudarán a los estudiantes a redactar las conclusiones.

¿Qué son las conclusiones del TFG?

En primer lugar, las conclusiones de un TFG son la síntesis de aquellos puntos más relevantes en el proyecto y/o la investigación. Esto tiene una gran importancia, ya que permite refrescar los conocimientos aportados en el desarrollo del trabajo.

Es importante remarcar que en las conclusiones no se aporta nueva información que no aparezca antes en el cuerpo del trabajo. De esta manera, las conclusiones solamente harán referencia a la información expuesta y desarrollada con anterioridad.

Por otro lado, las conclusiones tienen una gran relevancia para los lectores, ya que con ellas podrás persuadirlos de seguir indagando sobre los aspectos más destacados de tu trabajo.

También cabe aclarar que las conclusiones no deben ser entendidas como una repetición de las ideas de forma resumida. Esto quiere decir que en ellas se debe poder hablar de lo ya expuesto, pero con un enfoque distinto para llegar de mejor manera a los lectores. De hecho, esta será tu oportunidad para darle mayor énfasis a aquello que quieras destacar de tu trabajo final.

Consejos para escribir las conclusiones del TFG

conclusiones TFG

  1. Cuando el proyecto esté finalizado se deben leer todas las partes expuestas, posteriormente, se podrán redactar las conclusiones.
  2. Plantea tomarte un descanso de entre 24 y 48 horas antes de empezar con las conclusiones, de este modo, los pensamientos acerca del trabajo se estructurarán en tu mente y, por lo tanto, te expresarás con mayor claridad.
  3. Céntrate en abordar todos los epígrafes tratados, no optes por darle una especial atención al último que ha sido redactado.
  4. Investiga y consulta otros proyectos que traten el mismo tema. Esta situación te ayudará a hacer comparaciones y, además, te ayudará a seleccionar la información más relevante de tu propio estudio.

Aumentar la capacidad de síntesis

Sin lugar a duda, estas indicaciones son esenciales para hacer una buena conclusión. No obstante, para tratar de aumentar la capacidad de síntesis es necesario que el estudiante siga unas pautas correctas, como son las siguientes:

  • En primer lugar, debe centrarse en conocer cuáles son los objetivos del proyecto. Una vez analizadas estas ideas, el estudiante debe ser capaz de plantear cómo se han podido alcanzar las metas expuestas en líneas anteriores.
  • En segundo lugar, las conclusiones deben expresarse de forma clara. De esta manera, los lectores pueden comprender de qué trata el trabajo a modo de resumen. Por ello, se hace hincapié en que se debe resumir todo aquello que ha sido más importante.
  • En tercer lugar, el estudiante debe revisar que el apartado de la introducción esté conectado con las conclusiones. Probablemente, el tribunal les dé más importancia a estas dos partes, ya que son el eje central de todo proyecto. En esta ocasión, juegan un gran papel dos aspectos como la coherencia y cohesión. Es decir, los contenidos deben estar íntimamente relacionados, por este motivo, deben emplearse adecuadamente los nexos coordinantes (y, pero, sin embargo, aunque, entre otros).
  • Por último, debe expresarse por qué es interesante el TFG/TFM, o sea, cuáles son los aspectos positivos de la investigación que han conducido a la elaboración de dicho estudio. Para finalizar es interesante que expongas algunas posibles propuestas de mejora para un futuro próximo, relacionándolas con el tema en cuestión.

 

 

¿Cómo escribir las conclusiones del TFG?

Vamos a ver ahora algunos puntos claves y ejemplos de cómo escribir las conclusiones. Primero que nada, es importante que abras el apartado con una frase de apertura. Para esto, intenta evitar expresiones como «en conclusión», «en resumen», «concluyendo», etc. Esto es muy común de ver en las conclusiones, pero es preferible evitar este tipo de expresiones.

Siguiendo por esta línea, puedes reemplazar las expresiones anteriormente nombradas por otras como:

  • «Tal como desarrollamos en el desarrollo del presente trabajo».
  • «Siguiendo con la idea principal de este proyecto».

De esta manera podrás traer ideas ya expuestas en tu trabajo final a las conclusiones sin volver a repetir todo el contenido.

Además, puedes formular algunas preguntas sobre aquellos aspectos que hayan quedado abiertos o poco esclarecidos en tu investigación.

Ejemplos de conclusiones para el TFG

Conclusiones para tu tfg

A continuación, te mostramos algunos ejemplos de conclusiones para que apliques a tu TFG. Estos ejemplos varían en cuanto a su enfoque, pero todos son válidos para escribir en tu proyecto.

Conclusión que retoma la introducción

Comencemos por el tipo de conclusión que retoma a la introducción. En este caso podemos volver al problema principal del TFG planteado en su introducción. Por ejemplo: «Siguiendo la problemática principal de este trabajo, podemos decir que la investigación ha sido útil para esclarecer que…»

Reflexiva

Este tipo de enfoque para escribir las conclusiones del TFG es muy útil cuando quedan puntos abiertos en la investigación. De esta manera, se puede invitar a los lectores a reflexionar y seguir indagando acerca del problema. Un ejemplo: «Los resultados de esta investigación han sido esclarecedores en cuanto a lo teórico, pero en cuanto a lo práctico queda abierto a la sumatoria de experiencias presentes y futuras. Esto deja lugar a las acciones que tomen las personas interesadas en el área de estudio acerca de cómo mejorar cuestiones prácticas».

Con análisis/sugerencia

Tercero, tenemos el enfoque de conclusión que puede dejar un análisis o sugerencia para los lectores. Esto resulta útil al momento de mencionar un punto del proyecto que no ha sido fácil de esclarecer. Ejemplo: «Si bien se puedo avanzar con el esclarecimiento de X cuestiones, algunos puntos siguen necesitando de un análisis y una investigación más profunda. Se sugiere a los lectores interesados en la temática a seguir avanzando en la producción de conocimiento…»

Hasta aquí nuestra exposición acerca de cómo escribir las conclusiones de un TFG. No olvides que en TuTFG nos encargamos de ayudarte en tu Trabajo Final de Grado.

Solicita presupuesto sin compromiso

Redactamos las conclusiones de tu proyecto por ti, realizamos las correcciones finales que tu trabajo necesita e incluso te ayudamos a prepararte para la defensa ante el tribunal. Rellena el formulario y uno de nuestros asesores te contactará cuanto antes para conocer qué necesitas y enviarte un presupuesto de forma gratuita y sin compromiso. ¿A qué esperas?

Abrir chat
Nos alegra que hayas tomado la decisión. Contamos con los profesionales aptos para tu proyecto. 🤓