Recensión

¿Necesitas ayuda con tu recensión?

Comprendemos que realizar la recensión de un libro, para un trabajo final de grado (TFG), trabajo final de máster (TFM) o tesis doctoral (TD) resulte complejo. Pero no te preocupes, en este post te explicaremos qué es, para qué sirve y cómo hacer una recensión correctamente. ¡Continúa leyendo para más información!

¿Qué es una recensión?

A la recesión también se la puede conocer como reseña bibliográfica o review. Se la puede definir como una valoración o análisis de un texto, artículo o análisis. Cuando la haces, debes ser crítico y breve. Esto no quiere decir que deba ser únicamente corta, sino que debe ser intensamente analizada. Debes ir al grano y analizar las ideas clave y estructura del documento en cuestión. Se escribe, como casi todo análisis, en primera persona.

Para lograrlo, es obvio que debes conocer lo suficientemente bien la temática y contenido del documento. A esto se le suman los términos y el contexto en el que se produce.

👉 También puede interesante: Gestores bibliográficos, ¿Qué son y cuáles emplear?

¿Qué es una recensión? 

¿Para qué sirve?

La recensión de un material, sea textual o documento, tiene dos utilidades principales:

  • Poder profundizar en la lectura del texto, artículo o libro y aprender lo necesario de los mismos.
  • Escribir un texto o artículo sobre los argumentos e impresiones que te dejó ese material.
  • Poder agudizar y mejorar el sentido crítico y la propia capacidad analítica del estudiante.

Estos aspectos son los que le dan forma a tu recensión y crítica.

Características de una recensión

Las recensiones deben estar bien realizadas, y para que eso puede ser así, debe cumplir con algunas de las características principales: claras; breves; imparciales; cohesivas; discriminadora con respecto a la información y el contenido con la valoración.

Muchas veces puede ocurrir que una recensión sea polémica, dado su carácter crítico y analítico. Lo que hay que destacar, es que no debes criticar el contenido de un documento en base a tus gustos o creencias, sino que debes hacerlo desde una óptica más profesional. Por ejemplo: si el tema tratado es el indicado para el estudio, si algún segmento requería de tanta profundidad, si a la problemática se puede hallar en la actualidad, etc.

Formato de la letra

Como todo tipo de trabajo académico, la recensión presenta un tipo de formato establecido. El tamaño de la letra debe ser 12 con fuentes de “Times” o “Times New Roman”. Por su lado, el párrafo debe tener un espaciado de 0.5 en línea anterior e inferior, con interlineado sencillo. La alineación debe ser justificado en ambos márgenes.

Portada de tu recensión

Por lo general, en este tipo de trabajo, se suele ser más austero que ostentoso. Por eso, en tu portada, se recomienda que hagas un diseño simple a fin de ir al grano y aportar todos los datos que son requeridos. Debes precisar datos sobre el autor y el contexto que lo envuelve. Los principales datos que irán a tu portada son:

  • Título: en este apartado agregarás datos como el libro que reseñes, el apellido del autor e inicial del nombre. A eso, lo sigues con el título de la obra en cursiva, la editorial, lugar y año. Todo debe ir centrado y con tamaños de fuente entre 16 y 18.
  • Autor de la recensión: también irá centrado y el tamaño debe ser menor.
  • Asignatura y Grupo: en este apartado, el formato de la fuente debe ser normal. El margen derecho de la página y con tamaño 12.
  • Fecha: debe ir debajo de lo anteriormente marcado, en el margen derecho.

Ahora te daremos un ejemplo de portada de recensión para que tengas en mente como estructurarla:

Extensión

La extensión de tu recensión debe promediar los 15.000 caracteres o, en su defecto, unas 5 páginas en el formato A4, con la fuente y tamaño ya mencionados antes. Su duración puede variar en base a lo que tengas que exponer sobre la temática a opinar. También depende tu buena capacidad para la síntesis de la extensión del tema tratado. Te recomendamos, antes de iniciar, que elabores un esquema con las principales ideas a desarrollar.

 

 

¿Cómo hacer una recensión? Paso a paso 

Como una recensión no es tan extensa como un artículo u otro tipo de trabajo académico convencional, recomendamos que no la dividas en epígrafes ni capítulos. Debes exponer una única argumentación, así que no vale la pena agregar índices extras. No obstante, para que tu argumento sea coherente, debes respetar una cierta estructura a la hora de redactar. A continuación, te presentamos los aspectos fundamentales.

Presentación

En este primer párrafo de tu recensión debes ofrecer los datos iniciales de la obra, como el autor, título y editorial. Deben estar agregados de carácter narrativo, presentados de forma breve. Esto a fin de presentar lo que vas a desarrollar más adelante. Esta primera parte puede tomar mucha inspiración de la introducción o prólogo de la obra, si es que tiene. Particularmente datos relativos a la trayectoria intelectual, biográfica y/o bibliográfica del autor.

Contenido o desarrollo de tu recensión

Es como el desarrollo de cualquier proyecto académico, es decir, la parte más extensa y cargada de información. Aunque, en este caso, es pura argumentación sobre las pretensiones y objetivos del autor.  Para que puedas hacerla, es necesario que cuentes con cierta flexibilidad y abarques los siguientes aspectos:

  • Determina el tema que se trata y la naturaleza que posea.
  • Destacar las características generales de la obra que analices.
  • Establece qué conclusiones se alcanzan en la misma.

Estos aspectos son los que te permitirán establecer y desarrollar correctamente tu recensión.

Detectar ideas predominantes 

No es necesario que tomes todas las ideas, lo relevante es que sepas distinguir cuáles te serán más útiles y que creas que son relevantes para la comprensión de la obra. También su importancia general, intenciones del autor o novedades que aporte.

Si incorporas citas, deben ser breves y extraídas por su importancia con el material. Deben estar entrecomilladas y acompañadas del número de páginas entre paréntesis.

Detectar ideas predominantes 

Crítica o valoración personal 

Una recensión bien realizada no es neutral ni aséptica. Busca reflejar tu posición su opinión sobre lo que contenga el material analizado. Básicamente, dejas constancia de que tanto interés, valor o utilidad crees que pueda tener los aspectos más relevantes de lo analizado.

La valoración que hagas no debe ser genética, sea negativa o positiva. Debes aportar aspectos significativos con respecto a su contenido o volumen. En cuanto a la bibliografía que utilices como apoyo, debe ser escasa y especializada.

Para que puedas poner en práctica estas explicaciones sobre las recensiones y comprenderlo a la perfección, aquí te dejamos un ejemplo para que veas. 

¡Podemos apoyarte con tu recensión bibliográfica!

En TuTFG comprendemos muy bien lo difícil que puede ser realizar una recensión bibliográfica por muchos motivos. Puede que no quieras opinar o analizar las obras de otros o no sea tu fuerte. Como sea, tenemos la solución ideal: podemos ayudarte. Esto es así porque contamos con un equipo multidisciplinario de profesionales especializados en todas las áreas de la redacción académica.

Nuestro servicio es personalizado porque basamos nuestros presupuestos en torno al tipo de proyecto que tengas que entregar y las fechas de entrega pautadas. Adicionalmente, ofrecemos total confidencialidad con tus datos personales y 100 % de originalidad en la redacción, es decir, sin plagio. Esto lo logramos gracias a Turnitin, nuestra poderosa herramienta probada antiplagio.

¡Pídenos un presupuesto sin cargo!

Pedirnos un presupuesto es sumamente fácil, rápido y gratuito. Lo único que tienes que hacer es completar el formulario que verás a continuación. Una vez lo hagas, nos comunicaremos contigo lo más rápido posible. ¡No dudes más y contáctanos para finalizar tu recensión académica!

Abrir chat
Hola 👋 ¿Con qué tipo de proyecto te podemos ayudar?