casos clínicos enfermería

¿Cómo hacer un caso clínico para el TFG de Enfermería?

¿Estás finalizando tus estudios de Enfermería? ¡Felicitaciones! Pero aún no debemos cantar victoria, ya que debes finalizar el tan temido TFG. Tal y como te debe haber comentado tu tutor, existen diferentes tipos de TFG. En Enfermería, es muy común que los estudiantes se decidan a plantear diferentes casos clínicos para desarrollar su trabajo final de grado. En el artículo de hoy, te vamos a contar qué es un caso clínico y te vamos a dar algunos ejemplos para que puedas aplicarlo en tu proyecto.

Además, te vamos a contar por qué son importantes las taxonomías NANDA, NIC y NOC en este tipo de trabajos y en tu vida profesional como especialista en Enfermería.

¿Qué son los casos clínicos en Enfermería?

Luego de estos arduos años de estudiante de Enfermería, en que las horas de sueño casi que parecen un lujo para los simples mortales llega el momento de preparar el TFG. Entonces, consultas con la persona encargada de guiarte en este camino tan incierto. Así es como tu tutor te recomienda que desarrolles un caso clínico innovador en tu proyecto de investigación. En principio, te parece atractiva la palabra “innovador” pero, al salir de su despacho, sientes que tienes más dudas que certezas. Porque… ¡¿qué son los casos clínicos?!

¡No te desesperes! Aquí estamos nosotros para ayudarte y acompañarte en esta nueva etapa de tu vida universitaria. Cuando hablamos de casos clínicos en Enfermería nos referimos a la exposición de un informe, real o ficticio, sobre un problema de salud de un paciente determinado. A partir de este caso, se describe la enfermedad del paciente, los antecedentes médicos y el diagnóstico, preciso o tentativo.

Al mismo tiempo, y luego de realizada la presentación del paciente, el futuro profesional de Enfermería comunica cuál es el plan de acción o las posibles intervenciones terapéuticas. Seguidamente, y en el caso que corresponda, también se debe comunicar la evolución y respuesta del paciente a dicho tratamiento.

Cuando tu tutor te sugirió que lleves a cabo este tipo de TFG de Enfermería, no lo hizo con ánimos de complicar aún más tu vida y retrasar tu ya demorada titulación. Estamos seguros que lo hizo para que tengas una posibilidad de reinventarte y llevar a cabo un proyecto mucho más práctico. Al mismo tiempo, este tipo de casos clínicos te permite poner a prueba tus habilidades como futuro profesional, ya que las enfermedades que se exponen en este tipo de trabajos, por lo general, son complejas y novedosas.

¿Por qué hacer el TFG de Enfermería basado en casos clínicos?

Como ya te contamos anteriormente, el caso clínico en un TFG de Enfermería pone a prueba tus habilidades como investigador y futuro profesional. Teniendo en cuenta que este tipo de proyectos se basa en una enfermedad peculiar o poco frecuente, sin dudas tendrá el factor de innovación que te solicita tu tutor.

Al mismo tiempo, cabe aclarar que este tipo de trabajos también son muy elegidos porque suponen una propuesta terapéutica original. De esta forma, con este trabajo final de grado, es posible que logres mejorar y cambiar las opciones terapéuticas del sistema de salud.

Pero, para ello, debes familiarizarte y conocer de cabo a rabo las taxonomías NIC, NOC y NANDA empleadas en este tipo de proyectos. Seguramente ya las conozcas como la palma de tu mano, pero nunca viene mal refrescar un poco la memoria.

Estas taxonomías se tratan de un lenguaje estandarizado entre los profesionales y estudiantes de Enfermería que facilita la unificación de conceptos y plan de acción entre los distintos casos clínicos publicados. Por lo tanto, para que tu proyecto se base en un caso innovador, debe apegarse a estas normativas.

En la actualidad, las tres taxonomías más utilizadas son:

  • NANDA. North American Nursing Diagnosis Association.
  • NOC. Clasificación de resultados de Enfermería.
  • NIC. Clasificación de intervenciones de Enfermería.

Estos tres lenguajes estandarizados permiten que los profesionales trabajen de forma organizada y que la toma de decisiones sea común para todos los profesionales en todos los casos clínicos que se les presenten.

Entonces, para que tu caso clínico de Enfermería cumpla con las exigencias de tu tutor y obtenga el visto bueno para ser presentado ante el tribunal de evaluación, debes cumplir a rajatabla con las exigencias de estas taxonomías.

¿Por qué aplicar las taxonomías a los casos clínicos en Enfermería?

El caso clínico del TFG de Enfermería puede dar origen a una revisión pormenorizada de la patología o enfermedad que elijas investigar en el escrito. Pero, para lograr el rigor científico que se espera de tu trabajo, será necesario que apliques las taxonomías más utilizadas en el ámbito académico.

El uso de las normas NANDA, NOC y NIC permite estandarizar la forma en que los profesionales e investigadores describen y presentan los casos clínicos expuestos en sus trabajos. De esta forma, se simplifica la descripción del proceso, las características de la enfermedad y el posible plan de acción.

Al mismo tiempo, gracias a estas taxonomías, se les otorga un lenguaje común a todos los profesionales. Logrando, así, que todos hablen en los mismos términos y facilitando, al mismo tiempo, la comprensión de los casos planteados.

Además de estos tres lenguajes estandarizados, otra práctica común en el desarrollo de este tipo de proyectos consiste en el planteamiento de la pregunta PICO para realizar una correcta exposición del problema, el posible plan de acción y los resultados que el investigador pretende obtener.

Por lo tanto, para mantener una medida estándar en este tipo de proyectos es que se propone la utilización de estas normativas. Así, será mucho más sencillo para ti exponer tu caso ante tu tutor y el tribunal de evaluación.

Estructura de los casos clínicos en Enfermería + Ejemplos

Como es común en este tipo de proyectos de investigación, al momento de confeccionarlo, debes seguir una estructura determinada. Generalmente, cada universidad, posee normativas especiales que el estudiante debe seguir al momento de confeccionar su proyecto académico. Por este motivo, te recomendamos que consultes previamente cuáles son las exigencias de tu casa de estudio.

De igual forma, a continuación, veamos cuál es la estructura más común de los casos clínicos de Enfermería, seguidos de algunos ejemplos para que te inspires al momento de desarrollar tu proyecto:

Estructura del caso clínico

Título

Este debe ser breve, claro y específico, debe transmitir de forma sencilla el tema de tu proyecto. Al mismo tiempo, debe ser llamativo, ya que debe captar la atención de los lectores y del público en general.

Un ejemplo del título para un caso clínico de Enfermería podría ser: “Relación de la ansiedad y el estrés con la depresión crónica”.

Resumen

Esta sección debe ser corta, concreta y fácil de leer. Recuerda que debes plasmar en pocas palabras los aspectos más importantes del caso clínico que vas a desarrollar en la publicación. Te recomendamos que la redacción de este apartado la dejes para el final, ya que de esta forma podrás nombrar los aspectos fundamentales del escrito sin olvidar nada.

En el resumen de tu caso clínico de Enfermería, siguiendo el ejemplo anterior, puedes nombrar brevemente los antecedentes del paciente, cuál es la razón de la consulta y por qué motivo se supone la relación entre las patologías nombradas.

Introducción

En esta sección el investigador debe contextualizar el caso clínico que se tratará a lo largo del escrito. Al mismo tiempo, debe justificar el motivo por el cual considera que este caso es relevante para la comunidad científica. Para ello, debe realizar una revisión crítica de la literatura médica consultada y deberá utilizar nomenclatura específica, presente en las taxonomías NANDA, NOC y NIC.

Presentación del caso

En esta sección del caso clínico de Enfermería el profesional debe describir la enfermedad del paciente. Siguiendo el ejemplo anterior, la patología sería depresión crónica. Al mismo tiempo, el investigador debe exponer en orden cronológico los antecedentes del sujeto de estudio, incluyendo la sintomatología (en este ejemplo de caso clínico de enfermería sería ansiedad y estrés). Seguidamente, debe indicar qué pruebas diagnósticas se le efectuó al sujeto, cuál es el tratamiento que se llevará a cabo y cuál es el desenlace del caso clínico.

Discusión

En este apartado es momento de que expongas de forma resumida los descubrimientos a los que pudiste arribar. Siguiendo el ejemplo de caso clínico de enfermería, deberás comunicar cuál es la relación que descubriste entre la depresión crónica y la ansiedad y el estrés. Al mismo tiempo, debes comparar estos hallazgos con los conocimientos que existen hasta el momento y cuál es el aporte que esta investigación hizo al saber científico actual.

Conclusiones

Esta sección se considera como un espacio de reflexión en el cual puedes exponer los descubrimientos obtenidos. Además, en este apartado deberás realizar una recapitulación de los aspectos más importantes del trabajo.

Referencias

Este es el apartado más importante de tu caso clínico de Enfermería. Aquí es donde debes presentar, siguiendo las normas de estilo y citación exigidas por tu universidad, todas las fuentes bibliográficas que consultaste para confeccionar el escrito. De esta forma, evitarás incurrir en plagio académico.

Anexos

Aquí debes incorporar los gráficos e imágenes que ilustran tu proyecto de investigación.

¿Necesitas ayuda con los casos clínicos de tu TFG de Enfermería?

ayuda TFG

Esperamos que toda esta información que hemos expuesto en este artículo haya sido de ayuda para que tomes confianza y te sientes frente al ordenador a redactar el caso clínico de tu TFG de Enfermería. Ahora bien, puede ser que lo hayas comprendido, pero te sientas incapaz de poder hacerlo, debido al tiempo que este tipo de trabajos demanda.

También sucede que, con las exigencias de tus prácticas médicas y la vorágine de la vida diaria, tampoco encuentres un momento para sentarte a pensar sobre este trabajo. Sin lugar a dudas, estás en un aprieto. Pero no te preocupes, ¡nosotros tenemos la solución ideal para ti!

En TuTFG contamos con un excelente equipo multidisciplinario que puede ayudarte a comenzar, continuar y finalizar tu TFG, TFM o tesis doctoral. Nuestros largos años de trayectoria son la garantía de nuestro trabajo. Por lo tanto, puedes tener la completa seguridad de que la persona que se encargue de confeccionar y redactar tu proyecto académico se encuentra completamente capacitada para este desafío.

Al mismo tiempo, te garantizamos un trabajo confidencial, exclusivo y completamente original, ya que somos la única academia que cuenta con el soporte de Turnitin, el mejor programa antiplagio del mercado.

¡Ponte en contacto con nosotros!

Si tienes dudas sobre nuestra forma de trabajar, puedes ponerte en contacto con nosotros de forma rápida y fácil. Para ello, escríbenos vía WhatsApp o completa el formulario web que se encuentra a continuación. Nuestros asesores académicos se pondrán en contacto contigo a la brevedad y realizarán una cotización totalmente gratis y sin obligación de compras.

Quítate de la cabeza la presión del caso clínico de tu TFG de Enfermería. Nosotros te ayudamos a resolverlo. ¡Contáctanos!

Abrir chat
Hola 👋 ¿Con qué tipo de proyecto te podemos ayudar?